• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

“Magallanes y Venezuela son parte de mi vida”

Keito Homma | Captura Meridiano TV

Keito Homma | Captura Meridiano TV

El trainer japonés Keito Homma se adaptó rápidamente a la cultura del país. Habla español fluidamente y lo ha demostrado cuando lo invitan a cantar el himno nacional antes de los encuentros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Keito Homma encontró en el beisbol el camino expedito para salir de Japón y conocer otras culturas. Su recorrido empezó hace 15 años y su primera parada fue Estados Unidos, luego pasó a República Dominicana y posteriormente dio un salto a Venezuela, la tierra que lo enamoró y que desde 2007 visita cada invierno.

Homma es integrantes del cuerpo de trainers de los Navegantes del Magallanes  y uno de los personajes más pintoresco del beisbol venezolano.

“En 2007 estaba trabajando en clase A fuerte con los Filis de Filadelfia y conocí a Freddy García, quien se encontraba recuperándose de una lesión. Lo ayudé en su rehabilitación y luego de que terminó la temporada él me preguntó qué quería hacer y le comenté que tenía ganas aprender español, porque eso me ayudaría en mi carrera dentro del beisbol. Él llamó a Tortuga (Fuentes, jefe de prensa de los Tiburones) y me contrataron para la temporada 2007-2008”, recuerda Homma.

“Con Tiburones volví en la siguiente temporada y en el verano de 2009 comienzo con los Piratas de Pittsburgh, donde me toca trabajar junto a Carlos García. Conversando un día un día me dice que si me gustaría volver a Venezuela pero con Magallanes y por supuesto le dije que sí”.

Al nipón no le hizo falta batear jonrones o ganar juegos como lanzador para hacerse conocer por la afición criolla. Su valentía de pararse en el terreno para cantar el himno nacional lo hizo parte del espectáculo. “Todos los días lo escuchaba, un día me dijeron que sí quería cantarlo y le dije que sí. Ha sido la mejor manera de aprender español y demostrar el cariño por este país”.

El español de Homma es fluido. Hilvana las palabras con facilidad y entiende rápidamente.  Asegura que todo ha sido gracias al día a día con los peloteros. “Por eso también se muchas palabras sucias, groserías (risas). Ya me acostumbré a alegría del venezolano. En Asia son muy serios y por eso nunca me ha gustado trabajar con un equipo de Japón”, confiesa quien también ese adaptó muy rápido  a la gastronomía nacional.

“La comida es muy buena. La cachapa, las arepas o empanadas. Todo es muy bueno”.

Otra época. Homma, como todos los venezolanos, ha tenido que cambiar su rutina por el tema de la inseguridad. “Ante salíamos muchos, íbamos a la calle del hambre o a las discotecas, porque hay que divertirse. Sin embargo, ahora en los tiempos libres prefiero estar en el hotel tocando guitarra en la habitación o haciendo ejercicio en el gimnasio”.

Pese a todo, la conexión de Homma con Venezuela es muy fuerte. “Yo quería regresar esta temporada desde el inicio, pero mis amigos instalaron un centro médico en Korea y los estaba ayudando. Me hacía falta estar en Venezuela, todos los días estaba revisando la actuación del equipo y cuando vi que clasificaron yo dije: “quiero estar en el round robin”.  Ya Venezuela y Magallanes son parte de mi vida, fuera de temporada también estoy pendiente de las noticias del país”.

“Mi familia y amigos en Japón me preguntan qué hago yo tan lejos (risas) y le digo que estoy en otro mundo.  Mi mamá a veces se preocupa y me dice que me cuide mucho, que no quiere muerte”.

De trainer a mochilero

Keito Homa se enamoró de las playas venezolanas. Conoció el parque Nacional Morrocoy, en el estado Falcón. También visitó el estado Vargas en su época que trabajó con los Tiburones. “Las playas de aquí son muy buenas. Mi mamá vino el año pasado por una semana y la llevé para Chiriviche. También fuimos para unas aguas termales, le gustó mucho”.

Homma tiene en sus planes visitar Mérida y Canaima. “Son lugares que quiero conocer. Yo ya tengo mi mochila preparada (risas)”.

En el pasado verano, Homma se alejó del beisbol y se dedicó a recorrer Asia. “Aunque yo soy de Japón no conocía otros lugares del continente. Fui a 14 países como mochilero. Ahora espero viajar América del Sur, para conocer otras culturas”.