• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Madrid se aplica para despejar dudas sobre dopaje y estructura administrativa

Avenida de la Ilustración de Madrid con los arcos de acero inoxidable, obra de Andreu Alfaro | Foto: Agencia

Avenida de la Ilustración de Madrid con los arcos de acero inoxidable, obra de Andreu Alfaro | Foto: Agencia

Cuando la Comisión de Evaluación del COI aterrice en la capital se encontrará con una nueva Ley antidopaje en Cortes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Madrid 2020 se empleará para despejar ante el Comité Olímpico Internacional (COI) las dudas que en su último intento generó la estructura administrativa de la candidatura y la legislación antidopaje española, con la tramitación de una nueva ley acorde al dictado de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Tras dejar atrás los "peros" en aspectos como alojamiento y seguridad que tuvo cuando trató de ganar los Juegos de 2012, Madrid comprobó hace cuatro años que los reproches de la Comisión de Evaluación del COI eran para su estructura y su política antidopaje, puntos que ha cuidado para que ahora reciban el visto bueno.

Cuando la Comisión de Evaluación del COI aterrice en la capital se encontrará con una nueva Ley antidopaje en Cortes. La intención es que el texto sea una realidad en junio o julio para que Madrid acuda a la elección de Buenos Aires, el 7 de septiembre próximo, con los deberes hechos para evitar reproches de antaño.

Hace cuatro años, cuando el COI visitó Madrid para calificar el proyecto que optaba a los juegos de 2016, se mostró incapaz de determinar si la legislación española estaba en total conformidad con el Código de la AMA y advirtió de la importancia de aclararlo.

Aquel toque de atención obligó a que el Gobierno, presidido entonces por José Luis Rodríguez Zapatero, aprobara un Real Decreto que modificaba parcialmente otro aprobado meses antes para regular los procesos de control y establecer medidas complementarias de prevención y de protección de la salud de los deportistas.

El cambio, hecho apenas dos semanas antes de la elección de la sede, fue recurrido por la Asociación de Ciclistas Profesionales, que vio estimado su recurso en el Tribunal Supremo tiempo después de que Madrid fuera derrotada por Río de Janeiro en la final para 2016.

En los últimos meses, para la elaboración de la nueva ley, el Consejo Superior de Deportes (CSD) ha trabajado con la AMA para redactar un texto que disipe cualquier duda sobre el compromiso de un país, que desde hace un mes convive con el juicio de la Operación Puerto, uno de los más importantes relacionados con el dopaje.

También hace cuatro años el COI alertó sobre los "retos organizativos y financieros" que podía ocasionar la estructura administrativa de Madrid y sugirió que se definieran claramente las distintas responsabilidades en el consorcio público formado por la administración nacional, la autonómica y la local.

M2020 explica en su dossier que la legislación española prevé "la cooperación y coordinación entre administraciones públicas" y que "esta coordinación entre los tres niveles de gobierno, nacional, regional y local, aumentará durante el proceso de planificación y organización de los Juegos".

"Todos los niveles de gobierno apoyan plenamente la organización y reconocen la propuesta de la organización como una prioridad y un proyecto esencial para generar oportunidades de futuro a nuevas generaciones", añade el texto, que garantiza que "los diferentes niveles de gobierno se comprometen a llevar a cabo todas las medidas necesarias para la celebración segura y pacífica de los Juegos".

La capital también se ha esmerado para presentar una gran oferta hotelera, punto criticado en el intento para 2012 cuando no pudo competir en ese aspecto ni con Londres, el ganador que ofrecía 103.000 habitaciones a menos de 50 kilómetros de la Villa Olímpica, ni con París (140.000) que fue segunda delante de Madrid (43.000).

El COI consideró que las 52.000 plazas de alojamientos previstas por Madrid para 2016 "respetaban las exigencias" y la capital confía que la propuesta para 2020 pase el examen sin problemas.

La oferta presume de tener 48.571 habitaciones en hoteles de 2 a 5 estrellas, cifra que aumentará hasta 50.922 los próximos años. Junto a ellas existen más de 44.000 en otros establecimientos, en un radio de 50 kilómetros del estadio olímpico, lo que supone un total de 93.080 habitaciones.

El acuerdo entre Madrid y la Asociación Empresarial Hotelera madrileña promoverá entre sus socios la firma de una garantía por la que cada establecimiento se compromete a reservar el 85 % de sus habitaciones para los Juegos y el 100% en caso de ser designado "hotel olímpico".