• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Madrid-2020: Una apuesta que pretende convertir la austeridad en rentabilidad

Madrid 2020 / AFP

Madrid 2020 / AFP

La capital española apuesta por un proyecto de bajo coste de 5.000 millones de dólares, basado principalmente en instalaciones ya construidas, para intentar superar a Tokio y Estambul

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Madrid quiere organizar los Juegos Olímpicos de 2020 con una apuesta austera que espera convertir en una fuente de beneficios para una economía española en recesión.

La capital española apuesta por un proyecto de bajo coste de 5.000 millones de dólares, basado principalmente en instalaciones ya construidas, para intentar superar a Tokio y Estambul cuando el Comité Olímpico Internacional (COI) tome su decisión el sábado en Buenos Aires.

Es una táctica dictada por la necesidad, apoyada por la ciudad, la Comunidad de Madrid y el Gobierno central.

La ciudad de Madrid tiene una deuda de 7.400 millones de euros, mientras que la comunidad debe unos 21.600 millones de euros y la deuda de toda España asciende a 923.000 millones de euros, lo que supone el 88,2% del PIB español.

Madrid 2020 propone gastarse 3.100 millones de dólares en la organización de los Juegos Olímpicos, además de otros 1.900 millones de dólares en la construcciones que faltan. Es una suma modesta comparada con el presupuesto de Londres-2012, que tuvo un coste de unos 8.800 millones de libras (13.000 millones de dólares).

Madrid alega que puede presentar una candidatura austera porque 28 de las 35 sedes olímpicas ya existen y sólo hay que construir cuatro estructuras permanentes, incluyendo la Villa Olímpica, consistente en 19 bloques de apartamentos, que se levantarán con financiación privada y se usarán posteriormente como viviendas.

Con España en recesión y los madrileños protestando por los recortes en educación y sanidad, un mayor presupuesto habría sido difícil de justificar tanto en casa como fuera.

Un miembro de Izquierda Unida en el ayuntamiento de Madrid, Jorge García Castaño, criticó la candidatura a principios de año en un artículo de opinión titulado "Los juegos del hambre", considerando que es una mala apuesta en un momento de crisis económica y financiera.

Pero, una encuesta de la comisión del COI, que evaluó la candidatura de Madrid en la capital española, arrojó un 76% de apoyo popular a Madrid-2020 en la ciudad, que sube hasta el 81% en el conjunto del país.

"El grueso de toda la inversión para celebrar y para organizar 2020 ya está hecho", afirma Juan María Gay de Liebana, economista y profesor de la Universidad de Barcelona.

La inversión se financiará en la mayor cuantía posible con lo que los pagos se harán en el periodo 2018-2020, es decir, en un momento en que la economía española "en principio" debería estar creciendo y los ingresos por los turistas y los beneficios de las inversiones deberían ser visibles.

El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, afirmó que en las siete semanas que transcurrieron desde el inicio de los Juegos Olímpicos de Londres y el final de los Juegos Paralímpicos, la ciudad ingresó 2.600 millones de libras (unos 3.000 millones de euros), el doble de lo que le queda por invertir a Madrid en construcciones para el evento.

"Madrid ofrece una opción sin riesgo pese a la crisis", afirmó en una entrevista con la AFP a una semana de la decisión del COI. "La inversión que falta por hacer para tener todo completo no la afecta para nada la crisis. Por eso tenemos el respaldo de los ciudadanos", dijo Blanco. "Todos estamos muy animados, todos tenemos muy buenas sensaciones, pero también todos somos concientes que es una votacion y que el resultado puede ser cualquiera", añadió.

Los organizadores de la candidatura Madrid-2020 afirman que los Juegos Olímpicos tendrían un impacto económico de 3.870 millones de euros y permitirá la creación de 83.000 empleos.

Pero los analistas afirman que es difícil conocer el impacto económico exacto. "Desde el momento en que no tenemos ni idea de cómo estará la economía española en 2020 es muy difícil hacer previsiones que vayan más allá de un dibujo general", afirmó el economista Edward Hugh.

Mientras los Juegos de Barcelona en 1992 transformaron la ciudad, abriendo al mar grandes áreas que todavía atraen a los turistas, las menores ambiciones de Madrid podrían traducirse en un impacto más pequeño, afirma.

Tras un primer intento fallido de organizar los Juegos Olímpicos en 1972, Madrid volvió a a fracasar en 2012 y 2016, por lo que mucha gente piensa que éste es el momento y espera que ayude a impulsar la economía, que lleva dos años en recesión con una tasa de desempleo de más del 26%. "Creo que (los necesitamos) más que nunca porque ahora nos hace falta algo que cree empleo, que nos mueva, que nos haga tener ilusión", afirma Diego Casada, un joven de 23 años, que visita una exposición de Madrid-2020 en el ayuntamiento.

Gildo Seisdedos, un economista y profesor de la IE Business School, cree que Madrid ha hecho bien poniendo el acento en la infraestructura, más que en montar grandes proyectos como Brasil-2016, o su rival Estambul para 2020. "El país está enfrentando una reestructuración y una reducción de gastos tan brutal que creo que será impensable que con las olimpiadas cayéramos de nuevo en el extremo de la inflación de estructuras para encargarse de las olimpiadas", afirmó Seisdedos. "El impacto sobre la economía, el impacto sobre la ciudad de Madrid será realmente positivo y no solamente para Madrid y para España, sino a nivel europeo", concluyó.