• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Luis Suárez regresó en grande y sacó a Uruguay del sufrimiento

Suárez (izquierda) y Cavani celebraron la victoria uruguaya | Foto EFE

Suárez (izquierda) y Cavani celebraron la victoria uruguaya | Foto EFE

El atacante salió de una lesión para anotar dos goles y darle la victoria a los suyos 2-1 sobre Inglaterra

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Uruguay tiene en su ADN los genes del sufrimiento. Padecer es algo que está en la manera de hacer del charrúa. En Sudáfrica 2010, con todo en contra, estaban en la prórroga de los cuartos de final cuando a Luis Suárez, con apenas 23 años de edad entonces, metió la mano a los 120 minutos en un balón que Asamoah Gyan, delantero de Ghana, había rematado a la portería.

El epilogo de esa historia tiene a Suárez corriendo como loco por el estadio Soccer City, después de que los suramericanos eliminaron a los ghaneses y clasificaron a semifinales del Mundial pasado. Sufrimiento en pleno. Ayer Suárez volvió a salvar a Uruguay, y no con la mano, precisamente.

Cuatro años más tarde el oriundo de Salto estaba a punto de quedarse sin su viaje a Brasil. Venía de ser goleador de la Premier League de Inglaterra, pero una operación en  los meniscos por poco le impide jugar el torneo.

Los ingleses aún lamentan su retorno. Dos dianas suyas le dieron la victoria 2-1 a Uruguay y lo devolvió a la vida en Brasil 2014. Inglaterra fue fiel a su vistosa propuesta. Llevó peligro con su fútbol por el piso, con mucha dinámica, dominando el duelo y arrinconando contra las cuerdas a los suramericanos.

Encontró además a un Wayne Rooney muy activo. Su búsqueda por lograr al fin un tanto en la Copa del Mundo, sirvió para empatar el partido a los 75 minutos y, de paso, poner a los charrúas en una posición en la que siempre les gusta estar: sufriendo. En ese contexto son mejores que nadie. Su garra los hace sobreponerse a todo.

Y en ese contexto apareció Suárez, que lloró después de cada gol que anotó. Sus dos tantos revivieron a Uruguay. Recién operado de la rodilla, saltó por encima de Phill Jagielka a los 35, después de un pase preciso de Edinson Cavanni.

Suárez corrió después más que nadie, desarrollando más de 30 kilómetros por hora en un pique corto veloz para estar ya en el minuto 85 del partido, para ganar una pelota que había cabeceado Cristian Stuani, y terminar mano a mano contra el guardameta Joe Hart. No lo perdonó. Lo batió con un sablazo terrible de la pierna derecha, la operada, y así volvió a salvar a Uruguay.

De no estar, Suárez pasó a ser el héroe. Es el talismán de Uruguay. Encomendados a él, pueden creer en cualquier cosa.

Hulk está de regreso
La selección brasileña regresó ayer a los entrenamientos en su cuartel general de Teresópolis, después de un día de descanso tras el partido de México, con Hulk totalmente recuperado. Hulk, que no jugó contra los mexicanos por dolores en el muslo izquierdo, volvió al trabajo con normalidad y se entrenó en el campo junto con los suplentes, Ramires y los porteros. El entrenamiento físico y técnico duró algo más de una hora en una tarde de intensa lluvia y temperaturas bajas en la Granja Comary, en las montañas de Río de Janeiro. Los titulares se quedaron en el gimnasio haciendo ejercicios de regeneración. Brasil se entrenará en Teresópolis hasta mañana. El domingo tiene previsto hacer el reconocimiento de campo en Brasilia.

El Dato
Luis Suárez anotó tres goles en su participación en el Mundial de Sudáfrica 2010, cuando fue candidato a uno de los mejores jugadores jóvenes del campeonato. En esta edición del certamen futbolístico y con 27 años de edad, el atacante del Liverpool en la Liga Premier inglesa puede mejorar ese registro si se mantiene alejado de las dolencias físicas que lo han atormentado en los últimos meses