• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Lucescu: El Real Madrid no es favorito ante el Borussia

Jugadores del Real Madrid celebran un gol de su compañero Cristiano Ronaldo / Reuters

Jugadores del Real Madrid celebran un gol de su compañero Cristiano Ronaldo / Reuters

El rumano entrenador del Shakhtar Donetsk piensa que la ventaja del equipo español radica en sus individualidades, ya que "jugadores como Cristiano Ronaldo o Benzemá pueden decidir por sí solos un partido"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El rumano Mircea Lucescu, entrenador del Shakhtar Donetsk, aseguró este lunes a Efe que el Real Madrid no es favorito en las semifinales de la Liga de Campeones que le enfrentarán al Borussia Dortmund.

"El Real Madrid no es el favorito de la eliminatoria. El Borussia ya le derrotó en Alemania (2-1) y también estuvo a punto de hacerlo en España (2-2). Demostró que es capaz de ganarles", señaló Lucescu, de 67 años.

Lucescu sabe de lo que habla, ya que su equipo cayó ante los alemanes en los octavos de final de esta competición (2-2, 3-0).

"Son muy buenos. Es un equipo joven, muy bien organizado y físicamente muy bien preparado. Juegan un fútbol ofensivo con un trío de delanteros muy peligrosos: Götze, Reus y Lewandowski", comentó.

El rumano, cuyo equipo está a punto de alzarse con el título de liga en Ucrania, cree que los pupilos del portugués Jose Mourinho lo pasarán mal en Dortmund.

"El Borussia tiene la mejor afición de Europa. El ambiente en su campo (Signal Iduna Park) es increíble. Crea una gran presión sobre el rival", dijo.

En su opinión, la ventaja del equipo español radica en sus individualidades, ya que "jugadores como Cristiano Ronaldo o Benzemá pueden decidir por sí solos un partido".

"Será una gran eliminatoria: un choque entre el fútbol español y el alemán", indicó.

El rumano ya sabe lo que es ganarle al Real Madrid, ya que el Galatasaray, al que él entrenó durante dos temporadas, derrotó al equipo blanco en la final de la Supercopa de Europa disputada en 2000.

Lucescu alabó la capacidad de Mourinho como técnico capaz de llevar a grandes equipos al máximo nivel, pero matizó que el portugués basa su éxito en los grandes fichajes.

"Mourinho es un ganador y tiene una gran personalidad, pero no es como Ferguson, Wenger o yo mismo. Nosotros creamos equipos y no cambiamos de lugar cada tres o cuatro temporadas", apuntó el rumano, que dirige a los "mineros" ucranianos desde 2004.

El técnico cree que en los octavos de final ante el Borussia, su equipo pagó la falta de rodaje, ya que el Shakhtar llegó a la eliminatoria sin haber disputado un partido oficial en más de dos meses.

"Llegamos sin partidos oficiales. Podíamos haber ganado fácilmente en casa. Cometimos graves errores individuales, al igual que en Dortmund. Es una cuestión psicológica. En Otoño les podíamos haber ganado y en abril también", opinó.

A esto se sumó la ausencia de su mejor jugador, el delantero brasileño William, quien fichó por el Anzhí ruso en el último día del mercado invernal.

"Fue muy difícil reemplazarlo", reconoció.

Lucescu destaca que los equipos de Europa del Este parten con desventaja, ya que sus ligas son débiles, mientras en otros países casi cada jornada hay un partido de "Champions".

En cuanto a la otra semifinal entre el Barcelona y el Bayern Múnich, el técnico del Shakhtar cree que el campeón alemán es el claro favorito.

"El Bayern ya ha ganado la Bundesliga, por lo que pueden centrarse en la Champions. Tienen una grandísima plantilla con una gran competitividad en cada línea. Mientras, el Barcelona depende mucho de la recuperación de Messi", señaló.

Lucescu opina que el Bayern es el equipo más fuerte de los cuatro semifinalistas y el destinado a alzarse con el trofeo en mayo en Wembley.

En cuanto a su futuro, el rumano acaba de renovar por otras dos temporadas con el equipo de Donetsk tras declinar la posibilidad de probar otro fútbol.

"La estabilidad es más importante que la aventura para mí. Tenemos un fantástico presidente, un magnífico estadio que está lleno todos los partidos. El Shakhtar es un equipo joven. Aún no he terminado mi trabajo aquí. Espero mejorar los resultados", dijo.

En sus nueve temporadas en Ucrania, su equipo acabó con la hegemonía del histórico Dinamo Kiev al conseguir seis títulos de liga y cuatro de copa, historial que coronó con la Copa de la UEFA en 2009.

"En todas partes es difícil ser el número uno. No sólo en España o Inglaterra. Hemos construido un equipo para el futuro. Ganar es importante. Prefiero quedarme y ganar, que arriesgarme y perder", dijo.