• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Lorenzo pasó a liderar la MotoGP con su quinto triunfo

Lorenzo está igualado en el primer lugar de la clasificación de piloto con Valentino Rossi | FOTO: EFE

Lorenzo está igualado en el primer lugar de la clasificación de piloto con Valentino Rossi | FOTO: EFE

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) logró su quinta victoria de la temporada al ganar en solitario el Gran Premio de la República Checa que se disputó hoy, domingo, en el circuito de Brno, por delante de su compatriota Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) y del italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1).

Lorenzo es el nuevo líder del campeonato del mundo pues, aún estando empatado a puntos con Rossi (211 puntos), ocupa la primera posición por el mayor número de victorias frente al italiano, cinco frente a tres.

Una vez más, Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) no falló en el momento de la salida y en cuanto se apagó el semáforo se puso al frente de la prueba con Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) pegado tras su rebufo, mientras que el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), tercero en discordia, se veía sorprendido por su compatriota Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP15) y el británico Bradley Smith (Yamaha YZR M 1).

Poco le duró la alegría a Smith, que antes de acabar la primera vuelta ya era rebasado por la otra Ducati oficial, la del italiano Andrea Iannone, y también por el propio Valentino Rossi, sabedor que ceder unos metros en esos instantes de la carrera a Lorenzo y Márquez podía sentenciar sus aspiraciones.

El primer récord de vuelta rápida llegó en el segundo giro de la mano de Jorge Lorenzo, que buscaba como fuese dejar atrás a Marc Márquez, cuando ambos ya tenían más de dos segundos de ventaja sobre el tercer clasificado, Valentino Rossi. Una vuelta después, en el tercer giro, tanto Lorenzo como Márquez protagonizaron sendos récord de vuelta rápida y la ventaja sobre Rossi era ya de más de tres segundos, por lo que salvo error o problema técnico la pelea por la victoria era cosa de los dos españoles, con Rossi como convidado de piedra y en cabeza de un grupo de siete pilotos que poco después quedó reducido a cuatro y, tras ellos, un trío con Pol Espargaró (Yamaha YZR M 1), Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V) y Maverick Viñales (Suzuki GSX-RR).

El líder del equipo Repsol Honda demostró que no iba a vender barata su derrota frente a Jorge Lorenzo y apretó el acelerador para marcar un nuevo giro de récord en el cuarto, en el que la ventaja sobre Rossi era ya de casi cuatro segundos. Lorenzo y Márquez se alejaron irremisiblemente del resto de competidores, entre los que Rossi se las tuvo que ver con los dos pilotos oficiales de Ducati, Smith se peleó con Dani Pedrosa, que remontó desde más atrás, Pol Espargaró y Maverick Viñales hicieron lo propio por la octava posición, mientras Aleix Espargaró se esforzó por remontar con su Suzuki desde la decimoquinta posición que ocupó en entrenamientos. Por entonces, séptima vuelta, Hector Barberá era el mejor de la categoría "Open" con la decimosexta posición y Álvaro Bautista (Aprilia RS-GP) cerraba un quinteto de pilotos que se peleaba por el último punto de la carrera checa, decimoquinto.

Lorenzo mantuvo un ritmo constante que le permitió poco a poco arañar décimas y ánimo al piloto de Repsol Honda, que vio como en el décimo giro de los 22 a que estaba prevista la carrera, la ventaja del de Yamaha era ya de más de un segundo y medio. Y esas diferencias fueron en aumento sabedor ya Marc Márquez de que salvo error de su rival a lo único que podía aspirar en Brno era a la segunda plaza, aunque como mal menor, Rossi marchaba por detrás de ellos, a una considerable distancia, y no era rival en esta ocasión.

Por detrás comenzaron a producirse una serie de percances en forma de caída, como la de los británicos Eugene Laverty (Honda RC 213 V-RS) y Cal Crutchlow (Honda RC 213 V), poco después la del español Maverick Viñales, que rodó por los suelos cuando era octavo y por primera vez en lo que va temporada se quedó sin puntuar. La cuarta plaza fue la zona más interesante de la carrera, pues por ella pugnaron los dos italianos de Ducati, Iannone y Dovizioso, con Dani Pedrosa, que última instancia logró batir al segundo de ellos para ser quinto. Pol Espargaró consolidó la octava posición, por delante de su hermano Aleix, con Álvaro Bautista (Aprilia RS-GP, decimotercero y Héctor Barberá (Ducati).