• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Lorenzo Locurcio: “Solo tengo tiempo para el motocross”

El piloto confía plenamente en seguir dando satisfacciones a los venezolanos dentro de la disciplina | Foto Cortesía Octavio Estrada / Archivo

El piloto confía plenamente en seguir dando satisfacciones a los venezolanos dentro de la disciplina | Foto Cortesía Octavio Estrada / Archivo

El recorrido del joven de 17 años de edad ha sido lo más parecido a una pista de competencia: ha conseguido altos y bajos en su camino

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Venezuela es común escuchar que resalte un joven que posee “las cinco herramientas” y sea firmado por un monto en moneda extrajera sustancioso en algún equipo de renombre dentro del beisbol. Pero cuando un chico de 17 años de edad se destaca en una disciplina como el motocross, un deporte no masificado en el país, llama más la atención y hace ruido.

Lorenzo Locurcio Terán, oriundo de Valencia, no fue la excepción y como todo niño venezolano practicó beisbol, se dio un paseo por el fútbol pero no causaron nada fuera de lo común en él. “No me divertían, no me apasionan como lo hace una moto. A los cuatro años mi papá me montó por primera vez en una y desde ahí la historia es otra”, resalta Locurcio quien vive desde los 14 años en Estados Unidos, cuando él y su familia decidieron dedicarse por completo al motocross.

Largo camino. Como todo camino hacia una meta planteada, el transitar es largo e involucra numerosos factores y personas, en el caso de Locurcio por su edad, el sacrificio ha sido en conjunto. La Familia Locurcio Terán está separada físicamente, ha dejado de lado una serie de elementos importantes, que van desde cambio de residencia, amigos, entorno, rutina, es decir, una vida nueva que gira alrededor del motocross, sacrificio que evidentemente está empezando a dar sus frutos.

“Particularmente, me ha costado dejar a mis amigos en Venezuela. Adaptarse a la vida social de otro país no es fácil, bueno… no tengo casi vida social desde que llegué y es de las cosas que extraño”, dice por teléfono en un tono nostálgico. A su corta edad tiene un régimen de disciplina fuerte para prepararse y llegar a donde está en la actualidad.

“Mi esposa y mi hija se fueron a Estados Unidos hace cuatro años. Viven dentro de la escuela Millsaps Training Facility (MTF) ubicada en Georgia. Yo estoy viajando constantemente, porque debo trabajar en Venezuela ahora el triple para costear los gastos”, comenta Lorenzo Locurcio padre, con lleno de un orgullo difícil de ocultar. No es para menos, su hijo conquistó lo que es hasta ahora, el mayor logro alguno de un venezolano dentro del motocross.

Locurcio padre dice que no ha sido fácil para ninguno de los miembros de la familia. “El trabajo ha sido en equipo. Toda la familia y amigos han sido fundamental en la carrera deportiva, todos han colaborado de distintas maneras”. El aporte económico ha sido clave, Locurcio destacó que han hecho “milagros” para que su hijo siga practicando este deporte.

El piloto contó hasta 2011 con divisas preferenciales, de ahí en adelante se complicó el panorama. “Hasta el 2011 pude comprar dólares a tasa especial, pero ya no es así. Es difícil, todos los amigos y conocidos ayudan en lo que pueden. La Federación Motociclista Venezolana fue determinante para alcanzar esta inédita meta”. Ernesto Angulo, presidente de la FMV apostó con todo al motociclista.

El ascenso del carabobeño no fue de la noche a la mañana. En el 2012 no debutó con buen material en el Mundial de 125cc juvenil, esta mala experiencia vivida en Bulgaria sirvió para que al año siguiente en República Checa las cosas cambiaran de manera radical y conquistase el séptimo peldaño en el torneo. Este mes, en el Mundial Júnior que se realizó en Bélgica, únicamente el germano Brian Hsu, piloto que cuenta con el respaldo técnico de la fábrica Suzuki, logró derrotarlo.

 

Solo motocross. “No me veo haciendo otra cosa. Igual estoy preparándome académicamente si no me mata mi mamá”, dice el joven entre risas. “Por ahora debo tener mi cabeza al 100% en esto, pero me gustaría estudiar Ingeniería Civil, honestamente no tengo tiempo para nada más que no sea el motocross”. Locurcio hace una reflexión en cuanto a lo económico: “Ha sido muy difícil mantenernos todo este tiempo, los gastos son muchos y altos. Gracias a Dios cuento con un padre que hace lo posible y lo imposible por mi carrera, trabajando bastante para poder continuar este camino. Los entes gubernamentales en el país vinculados con el deporte, deben fijarse a fondo y analizar cada caso. Todos tenemos algo en común, es querer dejar bien en alto el nombre de Venezuela en cada participación”.

 

Regreso a la pista
Lorenzo Locurcio competirá de nuevo entre los meses de octubre y noviembre, ahora tomará unos días de descanso antes de seguir con el entrenamiento. Es obvio que estará bajo la mirada de importantes equipos europeos luego de su destacada participación en el Mundial de Bélgica. “A todos los jóvenes que practican en Venezuela motocross, les digo que sigan luchando por sus sueños, por ser cada vez mejores, el apoyo siempre saldrá. Lo importante es destacarse y trabajar bastante con el recurso que cuentan. Todo está en la pasión, dedicación y esfuerzo que se le pone a lo que hacemos”