• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Lobo hambriento de gloria

Alejandro Guerra

Alejandro Guerra

Alejandro Guerra busca el primer título de la Copa Libertadores para un venezolano esta noche con Atlético Nacional, cuando reciba a Independiente del Valle en el Atanasio Girardot

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Colombia tiene doce años sin que alguno de sus clubes celebre una fiesta como la que Atlético Nacional pretende montar esta noche en el Atanasio Girardot.

En 2004, Once Caldas batió en la tanda de penaltis a Boca Juniors, sorprendió al mundo y se coronó campeón de la Copa Libertadores por encima de aquel súper equipo que tenía a Carlos Bianchi como DT, y a Juan Roman Riquelme encabezando la plantilla.

Mucho más tiempo tiene Venezuela sin un jugador en una final de la copa más importante de clubes del continente. Desde que Rafael Dudamel, actual seleccionador nacional, jugó la definición del balompié de equipos suramericanos en 1999, nadie volvió a disputar una cita como la que esta noche tendrá Alejandro Guerra. El arquero perdió aquel duelo definitivo.

En el caso del club de Medellín, donde juega Guerra, la espera data de 27 años. En 1989 se coronaron como campeones continentales. Fueron el primer equipo colombiano en alzar la Libertadores.

Desde entonces, el cuadro verdolaga de Medellín no jugó un partido como el de esta noche.

Son demasiadas esperas juntas. Más aún, si se suma la del novel Independiente del Valle, el complicado rival ecuatoriano. Desde 2008, cuando la Liga Deportiva Universitaria de Quito rompió el celofán y logró la primera Libertadores para un club meridional, ningún otro volvió a la final.

“Alejandro puede romper un maleficio para Venezuela, ganando la primera Libertadores para un venezolano”, analizó Dudamel, quien porteó los dos partidos de la final de 1999 cuando Deportivo Cali cedió en penaltis con Palmeiras.

“Yo confío en que lo hará. Lo vi muy tranquilo cuando estuve con él en la semifinal, y está seguro. Tiene hambre de gloria. Ha crecido mucho en su juego, y la jerarquía que tiene lo convierte en un jugador de lujo para su equipo. Es hora de que entre en los libros de historia del fútbol colombiano, y del venezolano también”, dijo.

Protagonista. El caraqueño se antoja como uno de los actores principales del partido de vuelta que se juega esta noche (8:00pm) en el Atanasio Girardot. Será el reemplazo de Sebastián Pérez en la mitad de la cancha del equipo verdolaga, quien se perderá el partido por acumulación de amarillas al ver una cartulina en Quito, en el partido que quedó 1-1.

“Alejandro nos da más proyección ofensiva, y con su verticalidad nos puede ayudar a darle fluidez y salida al equipo en la zona en la que jugará”, explicó Reinaldo Rueda sobre la función que puede ejecutar el venezolano esta noche para su plantel.

“Tenemos que ser muy inteligentes en esta final”, aseguró Guerra a los medios colombianos antes del inicio de la misma. “Con nuestra capacidad de juego, podemos hacerle daño al rival y buscar la forma de crearnos ocasiones para levantar esta copa”, expuso. Guerra tiene hambre de gloria. Después de debutar en 2002 con Caracas, la de esta noche, puede ser la más especial de su vida.

Está a las puertas de hacer historia.

852
Los minutos disputados por Guerra en la Libertadores hasta hoy. Tiene nueve partidos como titular de 13 jugados por Atlético Nacional en el torneo.