• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Llegó la hora de los cambios en el Barça

Cesc Fabregas adelantó al Barcelona en el Santiago Bernabéu | AFP

Cesc Fabregas adelantó al Barcelona en el Santiago Bernabéu | AFP

La gran pregunta del momento en el club catalán es el perfil del equipo la próxima temporada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El FC Barcelona, que el sábado conquistó su 22ª liga española, sabe que este título no basta para tapar sus problemas en la escena europea, donde quiere enmendarse el año próximo con algunos cambios limitados.

La gran pregunta del momento en el club catalán es el perfil del equipo la próxima temporada. Los cambios y el calado de estos dependerán de si se considera que el Barça ha llegado al final de un ciclo. Según los directivos, no es el caso.

"Se hablaba de un cambio de ciclo pero hemos vuelto a ganar el título principal, el de la regularidad", afirmó el sábado por la noche el director deportivo del club, Andoni Zubizarreta.

En cuanto a los cambios, añadió Zubizarreta, "si miramos nuestra plantilla, el 80% de los jugadores que serían interesantes ya forman parte del FC Barcelona. Como siempre, analizaremos todo lo que se pueda retocar pero la base es sólida y ya la tenemos".

"Hemos sido fieles a un estilo y Tito aceptó el reto de mantenerlo. Somos fieles a este estilo a pesar de que, alguna vez, no sea suficiente para ganar, como el día del Bayern", que eliminó al Barcelona en semifinales de la Liga de Campeones con un agregado de 7-0, explicó también Zubizarreta.

En la misma línea, el vicepresidente deportivo del Barça, Josep Bartomeu, afirmó el sábado que el año próximo "sólo habrá algunos cambios. Es un equipo muy competitivo y es muy difícil sustituir las piezas".

También el entrenador, Tito Vilanova, dijo recientemente que no veía un cambio de ciclo en el equipo a la luz de los resultados cosechados en los últimos años.

No obstante, algunos indicios, como las numerosas lesiones y la gran dependencia de Messi dejan ver que el equipo actual ha alcanzado sus límites.

Si bien no se plantea un cambio en la estrategia de juego, que ha demostrado su eficacia en todas las categorías del club, sí se plantea la posibilidad de dar un respiro a los jugadores, con un banquillo más rico, por ejemplo.

Tal y como puntualizó Vilanova hace una semana, el equipo "no necesita grandes cambios", y por el contrario dispone de "una base muy importante de jugadores jóvenes", que se va a reforzar.

El Barça seguirá pues confiando en su núcleo duro, conformado por jugadores como Gerard Piqué, Dani Alves y Jordi Alba en la defensa, Andrés Iniesta y Xavi en el centro del campo y Messi como goleador de lujo.

Los blaugrana están limitados financieramente por su objetivo de reducir la deuda del club (334 millones de euros), pero parecen dispuestos a rascarse el bolsillo para comprar un delantero y un defensa central.

El principal punto débil de la temporada ha sido la defensa, menos eficaz que la del Atlético y la del Real Madrid. Para acompañar a Gerard Piqué y a Javier Mascherano, el Barça piensa en Mats Hummels, el internacional del Borussia de Dortmund, y en Thiago Silva, el capitán brasileño del París Saint-Germain, por el que Vilanova tiene debilidad.

En el ataque, el nombre que más suena es el del brasileño Neymar, que serviría para darle descanso a un Leo Messi que este año marcó el 40% de los goles del equipo. Los contactos con la perla del Santos han avanzado, pero el Barça podría verse sorprendido por otros pretendientes.

También es posible que el campeón de liga financie sus fichajes con la venta de jugadores. El caso más evidente es el de Víctor Valdés, el portero llegado de la cantera que ya ha manifestado su intención de abandonar el club cuando expire su contrato en junio de 2014.

Para no dejarlo irse "gratis", los azulgrana intentarán con toda lógica traspasarlo este verano, aunque las opciones de reemplazo no están muy claras.

También es posible que en el mercado de invierno se marchen jugadores como David Villa o Alexis Sánchez, cuya aportación en el ataque ha sido decepcionante este año.