• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El Liverpool despierta de un letargo de 24 años

Con esta derrota, el Arsenal podría perder el liderato, si Manchester City y Chelsea ganan después, a Newcastle y Norwich, respectivamente | Foto: Agencias

Este Liverpool podría salir campeón de la liga inglesa | Foto: Agencias

Nadie en Anfield pensaba al inicio de la temporada que el equipo que dirige Brendan Rodgers estaría a estas alturas en disposición de acabar en la primera plaza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A falta de cuatro jornadas para que termine la liga inglesa, los aficionados del Liverpool asisten con cierta sorpresa a la posibilidad tangible de que los "reds" conquisten el título tras 24 años de sequía.

Nadie en Anfield pensaba al inicio de la temporada que el equipo que dirige Brendan Rodgers estaría a estas alturas en disposición de acabar en la primera plaza, ni siquiera el propio técnico norirlandés.

Antes de medirse al Manchester City el pasado domingo, Rodgers afirmó que sus objetivos estaban ya cumplidos antes de saltar al campo y que la única obligación de sus jugadores era "divertirse".

Con la presión aliviada gracias a esas palabras de su entrenador, el uruguayo Luis Suárez y compañía no solo se divirtieron (ganaban 2-0 en el minuto 25), sino que firmaron una victoria por 3-2 que les deja líderes en la recta final del torneo y retrotrae a los aficionados a los años en los que los "reds" dominaban el fútbol en las islas británicas.

La última liga que ganó el equipo fue la de 1990, con Kenny Dalglish en el banquillo, una campaña en la que se impusieron con holgura al Aston Villa, que fue segundo nueve puntos por detrás.

El Tottenham, animado por la llegada aquella temporada del inglés Gary Lineker, fue tercero, mientras que el Manchester United, con Alex Ferguson ya al mando, atravesaba todavía años oscuros y fue decimotercero.

Aquella era la séptima liga del Liverpool en un decenio y no había signos entonces de que su hegemonía estuviera a punto de acabarse, pero en apenas tres temporadas los "reds" se habían hundido hasta la octava plaza y tardarían años en volver a levantar el vuelo.

Anfield volvió a emocionarse con su equipo la temporada 2008-2009, cuando el Liverpool se acercó al primer puesto con los españoles Xabi Alonso y Fernando Torres como líderes.

El Manchester United se acabó imponiendo en aquella ocasión por cuatro puntos y la inercia ganadora del Liverpool se acabó diluyendo en los siguientes años con la marcha de los españoles.

Los "reds" han vuelto a recuperar su mejor versión gracias a la inspiración de Luis Suárez, un delantero que lleva 29 goles en liga y que alterna las actuaciones geniales con las más agrias polémicas.

La pasada temporada, el uruguayo estuvo diez partidos sancionado por morder al defensa serbio del Chelsea Branislav Ivanovic, una acción por la que le llovieron las críticas tanto desde dentro como desde fuera del club.

Suárez, de 27 años, ocupó decenas de portadas en la prensa británica y estuvo sometido a una presión que le hizo estallar al final de temporada y pedir públicamente su salida del club.

El Arsenal, el Real Madrid, el París Saint-Germain y el Bayern Múnich, entre otros, se interesaron por la posibilidad de fichar al uruguayo, pero finalmente Rodgers impuso su opinión y no permitió que los "reds" vendieran a su estrella.

La guerra abierta entre el jugador y el club se cerró finalmente el pasado diciembre, cuando Suárez firmó un contrato que le liga a los "reds" hasta 2018 por unos doce millones de euros al año, lo que le convierte en el mejor pagado de la historia del club.

De nuevo satisfecho con su situación en el equipo, el uruguayo se ha convertido esta campaña en el máximo goleador indiscutible de la Premier con 29 goles, nueve más que su compañero Daniel Sturridge.

Juntos han mantenido al equipo en los primeros puestos de la tabla durante toda la temporada, al acecho del Chelsea y el Manchester City, que han doblado finalmente la rodilla a cuatro jornadas del final, aunque lucharán hasta el último partido para aguarle la fiesta al Liverpool.

La victoria ante los "citizens" del domingo ha despertado en los aficionados de Anfield una ilusión que no vivían desde hacía años, pero también añadirá nueva presión sobre los jugadores.

"Se avecina el que probablemente sea el mes más importante de mi carrera", afirmó el capitán del equipo, Steven Gerrard, que a sus 33 años, tras 16 en el primer equipo del Liverpool, nunca ha estado tan cerca de ganar la Premier.