• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Lisson: “He tenido que trabajar distinto”

Mario Lisson ha bateado con mayor consistencia en las últimas dos semanas | FOTO AVS PHOTO REPORT

Mario Lisson ha bateado con mayor consistencia en las últimas dos semanas | FOTO AVS PHOTO REPORT

El slugger venezolano de los Navegantes se apoya en Leon Durham, coach de bateo del Magallanes, para volver a retomar el éxito ofensivo de años anteriores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mario Lisson ha sido un bastión ofensivo de los Navegantes del Magallanes, un rendimiento que le valió el apodo de “Súper Mario”. Sin embargo, a partir del año anterior las cosas han cambiado y el slugger ha tenido que batallar con altibajos.

El bateador derecho fue clave en el título de Magallanes en la campaña 2013-2014, tras sacudir 28 jonrones y remolcar 74 carreras, incluyendo todas las instancias del torneo. Pero en la zafra anterior, limitado por tendinitis en ambas rodillas, solo apareció en 32 encuentros en la ronda regular en los que dejó promedio de .232, con cuatro cuadrangulares y 13 remolcadas. Sus peores números con el uniforme de los filibusteros desde que llegó en un cambio con las Águilas del Zulia, en la 2011-2012.

Este año su comienzo ha sido lento y asegura estar consciente de su situación, por lo que ha estado trabajando junto al coach de bateo, Leon Durham, para retomar el ritmo y comenzar a producir lo que se espera de él.

“Este año, con el nuevo instructor (que sustituyó a John Voigt), he tenido que trabajar distinto, pero lo importante para mí es que los resultados sean positivos. Estamos dedicándole suficiente tiempo a diario y vamos sobre la marcha. Aunque no estamos apurados, solo queremos mantenernos en confianza para ayudar al equipo”, dijo Lissón.

Lissón tuvo una sesión de bateo extra antes de la gira de 12 días fuera de casa, en las que se le vio le vio lanzando el bate tras chocar la pelota, una técnica implementada por el coach de bateo.

“He comenzado a sentirme mucho mejor en el plato en estos últimos días, estoy bateando en buenas cuentas y haciendo buenas conexiones. Tengo dos semanas bateando con mucha confianza. Hay que seguir dándole a la pelota, no estoy preocupado por dar jonrones o por la fuerza, solo sé que poco a poco van a venir las cosas”, comentó el caraqueño.

“Súper Mario” batea para .371 (35-15), con 10 remolcadas, en los últimos 10 juegos. Un reflejo de las prácticas intensivas con Durham.

El slugger filibustero reveló que está a gusto con la nueva filosofía de trabajo del instructor de su coach y agradeció a Richard Hidalgo todo el tiempo que le ha dedicado antes de los partidos.

“Lissón está viviendo un buen momento ofensivo”, destacó el manager Carlos García, el sábado tras el encuentro contra el Caracas. “Su bate es importante y lo necesitamos”.

El único jonrón de Lissón y 15 de sus 19 remolcadas en la campaña los ha conseguido en noviembre, mes en el que exhibe .373 de porcentaje de embasado, el mejor del equipo durante ese lapso.