• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Leonardo Rodríguez: Vivo con la satisfacción de darle mi vida al baloncesto

A Rodríguez lo apodaron “Señor Baloncesto” | Leonardo Noguera

A Rodríguez lo apodaron “Señor Baloncesto” | Leonardo Noguera

El visionario guariqueño habló de la fundación de la Liga Especial en 1974 y el cambio que significó la LPB.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Leonardo Rodríguez (Guárico, 26 de noviembre de 1941) no pierde las ganas de levantarse todos los días para seguir aportando su conocimiento al baloncesto venezolano. Para él es un patrón de vida y ni la tranquilidad de su hogar hace que su legado termine.

Todos los días se dirige a El Rosal, en Caracas, para junto con Sergio Silvio, presidente de la Comisión Técnica de la LPB, revisar y analizar las condiciones de campeonato, adecuar el calendario y otras tantas labores más que hace en la sede de la liga.

“Es que no puedo vivir sin esto”, confiesa. “No quiero estar en mi casa sólo. Necesito esto. Si trabajas en lo que te gusta no es trabajo”.

Es el pionero del baloncesto en Venezuela y dueño de aquella ambiciosa idea de una liga de clubes, que se materializó en 1974 con la creación de la Liga Especial de Baloncesto. Lo que lo ha convertido en un sinónimo de la disciplina en el país y también del reconocimiento, pues es miembro del Salón de la Fama del Deporte Venezolano y Benemérito del Baloncesto Suramericano.

“Inicialmente voy a contar el porqué se llamó Liga Especial”, dice con una sonrisa, recordando aquellos tiempos de visionario. “La categoría especial no existía. Cuando se inaugura la liga, el Comité Olímpico Internacional perseguía a los que ganaban dinero por el deporte. Necesitábamos una dedicación plena del atleta con el deporte y había que recompensarlo. Ese dinero se llamaba viático, para evitar eso. Por eso la categoría no era profesional y le pusimos el nombre ‘especial’ provisionalmente. Y como todas las cosas provisionales en Venezuela, se quedó ese nombre hasta 1992”.

A su juicio fue sólo un cambio de portada, pues su idea ya estaba consolidada desde 1974. “Se siguió utilizando el formato y el fondo de la Liga Especial. Fueron homologados los récords y los campeones. La gente no notó un gran cambio, también porque estábamos en la punta de la ola”.

Con esa expresión se refiera a los mejores años de baloncesto en Venezuela, pues el país venía de su primer Mundial en Argentina 1990; de ser campeón suramericano en 1991 y de una participación en los Juegos Olímpicos de 1992.

Todos estos logros fueron la recompensa de su visión, tomando en cuenta que la liga fue la cuna de la selección nacional. Pero ni esas hazañas hacen que esté consciente del valor de su espíritu y sacrificio para la disciplina.

“Vivo con la satisfacción de darle mi vida al baloncesto venezolano. Fueron años de sacrificio y esfuerzo”, recuerda. “Es un motivo de satisfacción y de alegría el reconocimiento de las personas en la calle. De verdad es muy gratificante”.

El fútbol. No sólo desde una oficina o desde un estudio de radio o televisión contribuyó con el deporte nacional. También lo hizo en una cancha. Rodríguez sobresalió en la década de los 70 como portero de la selección nacional de fútbol y del Deportivo Italia de la primera división.

Además, representó a Guárico en diferentes categorías como jugador de baloncesto. “También competí en tenis de mesa. Fue anecdótico. Yo jugaba baloncesto con Guárico y nos eliminaron. Yo quería ir a los Juegos Nacionales y decidí jugarlo. Competí porque quería ir a los Nacionales no por buen jugador”, bromeó.

Su apodo. El “Señor Baloncesto”, así se le conoce a Rodríguez. El creador del mote fue el narrador deportivo Pepe Delgado Rivero. “Yo trabajé 30 años transmitiendo para RCTV. Ahí fue que se creó ese nombre. Es motivo de orgullo y satisfacción”, confesó.

Padre de tres hembras, hombre de familia, economista, periodista, profesor de educación física y visionario icono de la disciplina. En cada triple de Greivis Vásquez, en cada rebote que tomó Carl Herrera, en cada tiro libre de Víctor David Díaz está Leonardo Rodríguez, el precursor del baloncesto venezolano.