• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Lenín López creció admirando a Jermaine Walker

El prospecto caraqueño no se desespera y espera que su rol protagónico llegue pronto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

PUERTO LA CRUZ

Lenín López, el talentoso prospecto de 22 años de edad de Cocodrilos de Caracas, creció admirando las habilidades de Jermaine Walker, estadounidense que marcó una época en Marinos de Anzoátegui.

Eso produjo que se volviera fanático del Acorazado y hoy, por las vueltas que da la vida, le tocó su primera final contra el equipo al que iba a apoyar al Parque Naciones Unidas cada vez que el conjunto oriental visitaba la capital.

“Me gustaba mucho su estilo. A pesar de que soy de Caracas, nunca estuve en ningún campamento de Cocodrilos ni nada de eso. Llegué después de pasar por otros equipos. Y ya ven, mi primer año en el equipo y mi primera final”, destacó el alero que llegó proveniente de Gaiteros del Zulia.

López tiene un estilo similar en el control de balón al de Walker. Son esos jugadores que no pican la pelota sino que la acarician.

“No trataba de imitarlo. Lo que pasa es que cuando yo empecé a jugar no era tan alto. Jugaba como piloto y escolta. Luego con el desarrollo crecí y me quedaron esos fundamentos”, explicó el caraqueño de 1.98 metros, una estatura ideal para su posición.

López no se desespera y sabe que su momento estelar llegará. Ahora tiene que observar a sus compañeros siendo protagonistas, pero tiene la convicción de que en unos años él estará en esa posición.

“Mis compañeros me aconsejan mucho. Me dicen que tenga paciencia. Que todo el mundo pasa por esto. Mi momento llegará. Ellos saben que tengo mucho talento y algún día estaré con las responsabilidades que ellos tienen”, detalló.

Sus habilidades con el balón lo llevaron a llamar la atención de la Federación y su nombre apareció en la convocatoria para la preselección nacional que se prepara para el Mundial..

“Todo el mundo me ha dicho que debo seguir el camino de ser alero. En Venezuela no hay un jugador ahorita de mi estatura y lo debo aprovechar”, aseguró.

Hay otros aspectos de su juego que tiene que pulir. “Tengo que mejorar mi físico y mi lanzamiento desde la larga distancia. No me conformo, quiero seguir trabajando”, admitió.

Si logra convertirse en un jugador completo, con la capacidad para atacar el aro y lanzar de media y larga distancia, López sabe que llegará lejos.

“En tres años me veo jugando fuera del país. Necesito crearme un nombre para eso. Me imagino jugando en el exterior y luego volviendo a Venezuela”, sonrió.

Su camino apenas empieza. Ya quedó atrás la época en la que se sentaba frente a un televisor a admirar a un jugador extranjero. Ahora busca que otros muchachos admiren su talento.