• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Lenín López: Vivo y en La Silsa

López se ha convertido en un ejemplo para los niños de La Silsa / Williams Marrero

López se ha convertido en un ejemplo para los niños de La Silsa / Williams Marrero

El jugador de Cocodrilos de Caracas optó por tomar otro camino en el barrio de Catia que lo llevó al deporte profesional para convertirse en protagonista de los saurios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las calles en el oeste de Caracas suelen ser duras, tanto como el concreto que las cubre. En la Silsa, una subida empinada marca el inicio del barrio y que los separa del bullicio característico de esa zona capitalina, donde hay una estación de gasolina, una gran ferretería y un tráfico pesado que no cesa con el avance de las horas.

Un poco más arriba, es otro mundo, no hay tanto ruido, aunque a veces los tubos de escape de las motos retumban.  La calle suele ser tan angosta que nadie pasa desapercibido y mucho menos, Lenín López con su estatura de 2,02 metros. El jugador de los saurios nació y creció en La Silsa, donde cada  esquina tiene un significado diferente y representa la bifurcación de dos caminos: La vía del deporte o el despeñadero. “Cuando uno es muchacho comete muchas locuras, salen con amigos que no están en buenos pasos. Pero siempre fui una persona sana, no tengo vicios, no soy loco, mi familia me inculcó buenos valores”, recordó el escolta que comenzó en la LPB con Bucaneros de La Guaira.

El jugador visita nuevamente la cancha de baloncesto que está a escasos metros de su casa natal, y aprovecha la oportunidad para hacer algunas remembranzas de sus días de infancia y sus primeros pasos en el deporte.”Éramos como seis o siete los que jugábamos aquí, esto (la instalación deportiva) era distinto, no tenía techo, era un solo aro”, recordó López. “De ese grupo solo uno queda vivo, los demás para ese momento no iba por buen camino y tuvieron ese final”.

López reconoce que pudo tener la misma suerte que sus fenecidos amigos de la adolescencia, pero se decantó por el baloncesto a tiempo.”Los vecinos del barrio me decían que eso no era lo que me había enseñado mi mamá y el deporte también me ayudó a escoger el buen camino”.

Aparte de su familia, el jugador del puesto 2 reconoce que dos personas lo ayudaron a seguir el repique de la pelota naranja.”Manuel Astudillo que era un excelente jugador, no jugó en la Liga por problemas personales, y Manuel Rojas, el profesor de los Bravos del 23 enero que también entrenó a Moisés Texeira y Greivis Vásquez”, señaló el caraqueño.
  
 
La cifra
 
6 fueron las pelotas ganadas en la barrida de Cocodrilos sobre Guaros, incluyendo el robo a Damian Wilkins para ganar el segundo juego en Barquisimeto
 
Dato
 
López ha jugado en países como Bolivia y Perú. Este año ha sido su mejor en la LPB al ganar la confianza del técnico Néstor Salazar y ser parte de la rotación del equipo que comienza mañana la final