• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Lara fue el último en enterarse

Lenín Bastidas | Foto: EFE

Lenín Bastidas | Foto: EFE

El cuerpo técnico del cuadro crepuscular evitó que el plantel conociera la muerte del presidente Chávez antes del partido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El entrenador Lenín Bastidas fue el primero en enterarse. El conductor del autobús, un paraguayo llamado Pablo, fanático de Guaraní, lo llamó aparte para avisarle que el presidente Hugo Chávez había muerto. Faltaban un par de horas para el inicio del partido contra Olimpia y el estratega prefirió guardar la noticia. “No queríamos que se enteraran, por más que unos lo quieran o no, era un icono, un líder y una información así los podía sacar del partido”, explicó el DT, quien terminó celebrando el valioso empate en casa del equipo paraguayo (2-2).
Para mantener el secreto, el delegado del plantel, Luis Álvarez, pidió a Conmebol evitar cualquier mención por el sonido interno o algún homenaje. “No sabíamos nada. El partido empezó casi al mismo tiempo que dieron la noticia y cuando vas a jugar un partido así te desconectas desde dos horas antes, apagas los celulares, no piensas en más nada”, relató el mediocampista Vicente Suanno. “De haberse sabido antes, seguramente hubiera habido preocupación. Cada hubiera estado más pendientes de sus casas, de cómo estaban sus familiares, que del partido como tal”.
La explicación del volante y el resultado del encuentro parecen validar la postura tomada por el cuerpo técnico. “Era algo que no te esperabas, nadie estaba preparado para una noticia así. Esperemos que ahora impere el civismo”, apuntó Suanno.
Al mismo Bastidas, uno de los pocos que sabía la noticia, le costó concentrarse en el encuentro. “Los primeros minutos del partido estaba sorprendido, traté de asimilarlo lo más rápido posible”, dijo.

Paso adelante. Al ser el último en enterarse de la noticia, el plantel de Lara salió al Defensores del Chaco con el descaro para hacerle frente al poderoso Olimpia. “Nunca bajamos los brazos”, aseguró Suanno, quien fue parte de la revolución que sufrió el grupo en el segundo tiempo. “Me quedo con la actitud y lo aguerrido que fue el equipo”, opinó Bastidas.
El punto sirve para elevar a cuatro la cosecha del equipo en la Copa Libertadores, en la que aún deben jugar dos partidos en casa, contra Olimpia y la Universidad de Chile. “Dependemos de nosotros mismos, pero aún no hemos logrado nada”, avisó el técnico.