• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Lara combina dos generaciones en su llave de dobleplays

César Izturis / Anner Herrera - El Impulso

César Izturis / Anner Herrera - El Impulso

 César Izturis, otrora ganador del Guante de Oro en las Grandes Ligas, empezó como camarero la que puede ser su última campaña en el beisbol profesional, formando combinación con el novato Juniel Querecuto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La llave de dobleplays de los Cardenales de Lara en el inicio de la temporada une dos generaciones totalmente diferentes, aunque son apellidos históricos en la organización.

César Izturis empezó el juego inaugural por segunda campaña seguida, en el que quizás sea su último campeonato en el beisbol profesional. Se adueñó de la segunda base en los entrenamientos de pretemporada.

Juniel Querecuto se apropió de las paradas cortas en las prácticas realizadas en Barquisimeto, para garantizar su verdadero debut en la LVBP, luego de disputar apenas un juego a la defensiva en el torneo pasado.

Querecuto es hijo de Juan Querecuto, receptor que formó parte de los muy competitivos pájaros rojos de los años 90.

Todo queda en familia. Así como Juan cedió el testigo a Juniel, pronto le tocará hacerlo a César con su hijo Daniel Izturis, que hasta el sábado acompañó a su padre en las sesiones de trabajo en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez, antes de ser asignado a la liga paralela.

“El muchacho es bueno”, señaló Richard Gómez sobre el menor de los Izturis, que es elegible para firmar con algún equipo de la MLB el próximo 2 de julio, al cumplir 16 años de edad. “Es delgado, pero tiene fuerza. Va a recibir un buen bono”.

Otro Izturis, Maicer, grandeliga como su hermano César, llegó a Venezuela este martes y en pocos días estará uniformado, informó Carlos Miguel Oropeza, gerente general de los larenses.

“Debe estar jugando en noviembre”, ratificó Oropeza. “Hará su rehabilitación con nosotros, al igual que César Hernández.. Aunque siendo realistas, es muy improbable que César juegue este año”.

El ejecutivo y el manager Luis Dorante repasaron en el estadio Universitario las fechas de llegada de algunos bigleaguers, en especial la de los lanzadores que se reportarán pronto.

Edwin Escobar irá a la paralela alrededor del 20 de octubre y poco después de eso debe entrar a la rotación, con un límite de unos 50 innings, que pueden ser más si el propio monticulista convence a los Medias Rojas de Boston, su novena en el norte.

César Jiménez debe entrar en acción en noviembre, sin limitaciones.

Dorante recibió con optimismo su estreno con los Cardenales, quinto equipo que dirige en la LVBP.

“Sólo me falta ser campeón”, soltó el ex catcher, que también ha conducido al Pastora, Caribes, Bravos y Águilas.