• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Lance Armstrong: "Seguiremos adelante"

Lance Armstrong antes de una prueba en Ciudad del Cabo en 2010 | Foto: Reuters

Lance Armstrong antes de una prueba en Ciudad del Cabo en 2010 | Foto: Reuters

El fabricante de ropa deportiva Nike y el de cervezas Anheuser-Busch estuvieron entre los patrocinadores que dijeron esta semana que pondrían fin a su relación con Armstrong

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un desacreditado Lance Armstrong dijo el viernes a los simpatizantes de su organización benéfica de lucha contra el cáncer, Livestrong, que habían sido un par de semanas difíciles pero que la misión de la fundación debe continuar.El siete veces campeón del Tour de Francia dimitió como presidente de la fundación el miércoles después de que un escándalo de dopaje empañara su carrera como ciclista.

Pero Armstrong todavía se subió al escenario en la cena de una gala en Austin, Texas, el viernes para celebrar el 15 aniversario de la fundación de la organización benéfica.

"Esta misión es más grande que yo, es más grande que cualquier persona a nivel individual", dijo Armstrong sobre la fundación, que ayuda a personas y familias afectadas por el cáncer.

"No nos van a disuadir, seguiremos adelante", dijo.

Armstrong, que se espera que sepa el lunes si es despojado de sus títulos, dijo que cuando la gente le pregunta cómo está, él dice: "He estado mejor pero también he estado peor".

Y luego trató de dejar sus problemas profesionales a un lado, diciendo a los 1.500 invitados de la gala: "Vamos a pasar un buen rato esta noche".

Armstrong, de 41 años, fundó Livestrong en 1997 después de que le fuera diagnosticado un cáncer de testículos y antes de que ganara su primer Tour de Francia. Desde entonces, ha recaudado cerca de 500 millones de dólares (unos 384 millones de euros) y ha evolucionado a partir de un enfoque en el cáncer testicular para centrarse en las necesidades de los supervivientes de todos los tipos de cáncer.

Armstrong, quien vive en Austin, continúa en la junta directiva de Livestrong y pese al escándalo de dopaje, se espera que la gala, a la que asistieron músicos como Norah Jones y Stephen Marley, y actores como Sean Penn, Matthew McConaughey y Robin Williams, recaude 2,5 millones de dólares.

Los invitados, algunos con vestidos o corbatas amarillos por ser el color distintivo de la fundación, pujaron por paquetes en una subasta, incluyendo una cena con Armstrong que requirió un precio de salida de 3.000 dólares.

Hasta el momento la salud financiera de la fundación parece no haber sufrido por el escándalo y las contribuciones han aumentado este año. Para 2012 hasta el momento, han informado de unos ingresos de 33,8 millones de dólares, un 2,1 por ciento más que en el mismo período de 2011.

Se espera que Armstrong pierda su récord de siete títulos del Tour de Francia después de que la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) publicara la semana pasada un informe de 1.000 páginas en el que dijo que Armstrong organizó y participó en una trama de dopaje elaborada y sofisticada en su camino hacia un éxito sin precedentes.

El ciclista retirado ha negado siempre que tomara sustancias prohibidas durante su carrera pero decidió no impugnar los cargos de los que le acusaba la USADA.

Se espera que el organismo rector del ciclismo mundial, la Unión Ciclista Internacional, se pronuncie el lunes sobre el informe de la USADA. Puede confirmar la prohibición de por vida a Armstrong y despojarle de sus títulos en la ronda gala o llevar el caso al Tribunal de Arbitraje Deportivo.

Sentimientos mezclados

El fabricante de ropa deportiva Nike y el de cervezas Anheuser-Busch estuvieron entre los patrocinadores que dijeron esta semana que pondrían fin a su relación con Armstrong, pero continúan apoyando la fundación.

Hubo sentimientos mezclados en la gala del viernes.

Jeff Bennett de Portland, Maine, a quien le fue diagnosticado un cáncer de pecho hace nueve años, dijo justo antes de caminar por la alfombra amarilla en el Centro de Convenciones de Austin que había ido para apoyar tanto a Livestrong como a Armstrong.

"Livestrong me ha proporcionado un montón de oportunidades", dijo. "Lance lo puso en marcha".

Michael Parmet, un entusiasta ciclista de Houston, tuvo un punto de vista ligeramente distinto, diciendo: "Creemos en el propósito, no necesariamente en el hombre".

Sin embargo, agregó: "Sigue siendo el mayor deportista en la generación del dopaje. No hizo nada que nadie más no haya hecho".