• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

“Kobe ha sido el mejor vestido de púrpura y dorado”

Kobe Bryant se retiró como jugador activo luego de 20 temporadas en los Lakers de Los Ángeles | Foto: AFP

Bryant estuvo acompañado por varios de sus ex compañeros | Foto: AFP

El escolta de los Lakers de los Ángeles dejó una huella profunda en el baloncesto con su personalidad y sus ansias por la victoria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hablar de los Lakers de los Ángeles es como referirse a los Yanquis de Nueva York en el beisbol. Ambas franquicias forman parte de grandes mercados en dos de las metrópolis más importantes de Estados Unidos, y además, han vestidos a grandes atletas de cada una de las disciplinas.

Antes de la aparición de Kobe Bryant en 1996, por el tabloncillo californiano circularon grandes luminarias que ocupan un puesto importante en la historia del baloncesto. La lista comienza con Jerry West, su figura fue utilizada para crear la silueta del logo de la NBA. La hoja continúa con Wilt Chamberlain, Kareem Abdul Jabbar, hasta llegar a Earvin Magic Jonson, el jugador que revolucionó el deporte de los gigantes en la década de los 80 al ser un piloto de 2, 00 metros con pases espectaculares y con capacidad anotadora.

El recorrido por la historia de los laguneros es necesario para realzar la frase que esgrimió el propio Magic Jonson, durante el juego de despedida de hace dos noches de Kobe Bryant, en la que anotó 60 puntos: “Kobe ha sido el mejor vestido de púrpura y dorado”. Palabras que pueden anteceder al punto final de la carrera de uno de los jugadores más importantes en todo el planeta NBA.

Bryant nació en Filadelfia, fue seleccionado en el draft por los Hornets de Charlotte pero en un movimiento inexplicable, o de esas sorpresas que da la vida, fue traspasado al equipo más mediático de la NBA.    

En 20 años, el hijo de Joe Bryant y sobrino de Chubbie Cox (Papá del venezolano John Cox), ganó cinco anillos, fue seleccionado a 18 juegos de estrella, terminó con 33643 puntos para ocupar la tercera casilla de todos los tiempos, y dos títulos de Jugador Más Valioso de final de NBA.

"Es algo loco para mí, el último partido en casa. Es difícil de imaginar que sucediera de esta manera, realmente lo es. Todo el apoyo que tuve, los antiguos compañeros, los fans, la familia", manifestó el jugador conocido como Black Mamba que hasta el último día se encargó de implementar récords. Con sus 60 puntos en la fecha de su despedida, se convirtió en el jugador más veterano (37 años y 234 días) en conseguir 6 decenas en un partido.