• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Kiprop y Ukhov arrancan con fuerza la "Liga de diamante"

La colombiana Caterine Ibargüen, vigente campeona del Mundo, se impuso en la prueba de triple salto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El atleta keniata Asbel Kiprop se convirtió en el gran protagonista de la reunión de Qatar, primera prueba puntuable para la "Liga de diamante" de la Federación Internacional (IAAF), tras establecer este viernes la mejor marca mundial del año en 1.500 metros con un registro de 3:29.18 minutos. Un honor que también logró en el Sports Club de Doha el saltador de altura ruso Ivan Ukhov, vigente campeón olímpico, que se impuso con un mejor salto de 2,41 metros en un formidable concurso en el que, por primera vez en la historia, los cuatro primeros clasificados superaron la barrera de los 2,37 metros.

Aunque para espectacular el "mordisco" que Asbel Kiprop dio a la mejor marca del año en la prueba de 1.500 metros, ya que el keniata rebajó en más de siete segundos la plusmarca que él mismo poseía desde el pasado 26 de abril cuando paró el cronómetro en Nairobi en 3:36.55 minutos. Apoyado en el buen trabajo de sus compatriotas Andrew Rotich, que cubrió los 800 metros en un tiempo de 1:51.32, y Hillary Maiyo, que pasó los 1.200 metros en 2:49.06 minutos, Asbel Kiprop, doble campeón mundial, dio muestras en los metros finales de su tremenda zancada. El acelerón final de Kiprop, que tiene una mejor marca personal de 3:27.72 minutos -cuarto en el ránking de todos los tiempos-, acabó con la resistencia del también kenianata Silas Kiplagat, segundo con un tiempo de 3:29.70 minutos, y el yibutí Ayanleh Souleiman, que cerró el podio con un registro de 3:30.16 minutos.

Igualmente imponente se mostró el saltador Ivan Ukhov, que saltó con aparente facilidad los 2,41 metros, que convierten al ruso en el líder mundial del año, un honor que hasta ahora correspondía al canadiense Derek Drouin con una marca de 2,40 metros. Ukhov, que pasó a la primera los 2,39 metros y los 2,41, no pudo, sin embargo, hacer historia y romper el récord europeo que posee desde hace casi 27 años el sueco Patrik Sjöberg con 2,42 tras errar en el único intento que tuvo para superar los 2,43 metros. Fallo que no puede ensombrecer el gran concurso de Ivan Ukhov, que se resarció en parte de la decepción que sufrió el verano pasado en el Mundial de Moscú, donde fue cuarto, tras imponerse este viernes en Doha al canadiense Derek Drouin, segundo, y al qatarí Mutaz Essa Barshim, que sólo pudo ser cuarto ante sus aficionados. Quien no decepcionó en Doha fue la keniana Hellen Obiri que se impuso en la prueba de 3.000 metros con un tiempo de 8:20.68 minutos, nuevo récord de África y sexta mejor marca mundial de todos los tiempos. Un registro sólo superado por las "discutidas" marcas de las famosas integrantes del "ejercito de Ma Junren", el grupo de atletas chinas que en el verano de 1993 pulverizaron todos las plusmarcas mundiales de medio fondo y fondo gracias a la famosa "sopa de sangre de tortuga".

Por su parte, el estadounidense LaShawn Merritt se estrenó en la presente edición de la "Liga de diamante" con un cómodo triunfo en la prueba de 400 metros con un tiempo de 44:44 segundos, la misma marca que el vigente campeón mundial firmó el 25 de abril en Des Moines (Estados Unidos) como mejor marca de año. Tampoco tuvo problemas para vencer en Doha, pese a la resistencia de la nigeriana Blessing Okagbare, la jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce, vigente campeona olímpica y mundial, que se impuso en el hectómetro con una marca de 11:13 segundos. Pero más clara todavía fue la victoria de la colombiana Caterine Ibargüen, vigente campeona del Mundo, que se impuso en la prueba de triple salto con una nueva mejor marca mundial del año, tras saltar 14,43 metros, once centímetros más que la segunda clasificada, la ucraniana Olha Saladukha.

Por su parte, el mexicano Luis Rivera, bronce el pasado año en el Mundial de Moscú, tuvo que conformarse en Doha con la segunda plaza por tan sólo dos centímetros, tras lograr un mejor salto de 8,04 metros por los 8,06 metros que firmó el ganador, el griego Louis Tsatoumas. Más discreto fue el papel del dominicano Luguelín Santos, plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y bronce en el Mundial de Moscú 2013, que concluyó en quinta posición la prueba de 400 metros con un tiempo de 44:94 segundos, medio segundo más que el ganador el ya mencionado LaShawn Merritt.