• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Kevin Maitán se convirtió en la firma más cara en la historia de Venezuela

Maitán superó los 2.8 millones que obtuvo Adonys Cardona, antiguo record criollo

Maitán superó los 2.8 millones que obtuvo Adonys Cardona, antiguo record criollo

El carabobeño, la promesa más valoradas de toda Latinoamérica en 2016, estampó su rúbrica con los Bravos de Atlanta por 4.25 millones de dólares. Scouts lo comparan con Miguel Cabrera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Kevin Maitán tuvo una fuerte pelea con su mamá cuando cumplió 12 años de edad. No quería seguir el bachillerato. El joven estaba seguro que los pupitres no le darían el futuro que podía imaginar en los diamantes. A la madre no le gustó nada la idea, aunque fue ella la que lo llevó por primera vez a un terreno de beisbol, a los cuatro años.

“Pasé tres meses peleando con mis padres”, dijo el joven de 16 años, luego de darle su rúbrica a los Bravos de Atlanta por 4.25 millones de dólares, el bono más alto para un prospecto internacional en la historia de Venezuela.

La cantidad era predecible. Maitán, campocorto que puede batear a ambos lados del plato y que ya roza los 1.90 metros de estatura, es considerado el pelotero más promisorio del proceso de firmas de 2016 en toda Latinoamericana. Dejó muy atrás el bono de 2.8 millones que le dieron los Azulejos de Toronto al lanzador Adonys Cardona, en 2010, antiguo record para un criollo.

“Para mí es un pelotero único”, seguró Henderson Martínez, descubridor y agente de Maitán, al ser entrevistado por el periodista Marcos Grunfeld. “Si buscas en las mayores un campocorto con las herramientas que él tiene va a ser difícil conseguirlo. Que sea ambidiestro, que pueda batear para average y poder, más un buen brazo. Siempre hay que hacer proyecciones y comparar. Él tiene cosas parecidas a Robinson Canó, Álex Rodríguez y Miguel Cabrera”.

Las palabras de Martínez son avaladas por varios scouts de Grandes Ligas. De hecho, en el seno de la organización de Atlanta avizoran a Maitán como un pelotero parecido a Chipper Jones.

“Todos esos son peloteros estrellas”, reconoció el joven promesa, oriundo de Morón, estado Carabobo. “No tengo miedo. Puedo decir que puedo llegar a ser mejor que todos”.

Tal vez no es casualidad que sea comparado con Cabrera. El inicialista de los Tigres de Detroit siempre ha sido la razón por la que Maitán encendía el televisor para ver juegos de pelota. “No me ver beisbol. Desde pequeño veía los turnos de Cabrera y luego quitaba el juego. Es que no me gusta ver beisbol”, contó.

A partir de hoy, Maitán comienza su carrera como pelotero profesional. Solo el tiempo dirá si refrendará el gran bono. Irá a jugar en República Dominicana, a dar sus pininos en ligas menores. “Me imagino llegar a Grandes Ligas con Atlanta”, dijo el también jugador de los Bravos de Margarita. “En cuatro o tres años estaré allí”.