• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Kenneth Zseremeta: “Todavía falta mucho por hacer en el fútbol femenino”

Kenneth Zseremeta / WILLIAMS MARRERO

Kenneth Zseremeta / WILLIAMS MARRERO

El director técnico ve este logro como un pequeño paso para apuntalar el desarrollo de la disciplina. Espera seguir con la selección y conseguir más logros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La escena no podía ser más alegre. En el salón Naiguatá del hotel Tamanaco, se respiraba el olor a victoria, el aroma del deber cumplido; sazonado o adornados por el rostro alegre y feliz de las 21 jovencitas  integrantes de la Vinotinto sub-17, que lograron ubicarse en el cuarto lugar del Mundial de la categoría, disputado en Costa Rica. 

“Somos jugadoras con experiencia, maduras  y pensamos como profesionales; asistir a la competencia es un compromiso con el país, luchamos para quedar en el podio pero no fue posible. Sin embargo, todas nos entregamos en la cancha”, dijo Deyna Castellanos, quien compartió con Gabriela García el premio Botín de Oro, como goleadoras del torneo. 

Por su parte, un sonriente, feliz y agradecido director técnico de la selección femenina, Kenneth Zseremeta aún no asimila la meta conseguida por sus pupilas. “Este trabajo demuestra que se pueden hacer bien las cosas. Ellas respondieron a las exigencias y hoy hacen historia”. Además, aprovechó la oportunidad para darle las gracias a FVF por permitirle trabajar en Venezuela.   

Por su parte, Lourdes “la Kika” Moreno capitana del seleccionado tuvo palabras de agradecimientos: “Tuvimos una preparación excelente y fuerte a la altura del compromiso que debíamos enfrentar. En la competencia se nos dieron las cosas  gracias al trabajo en equipo, cada uno asumió su papel. Hoy es el momento para darle las gracias al cuerpo técnico a las compañeras que en verdad guerreamos, nunca nos rendimos y siempre dimos lo mejor de nosotras”.

El técnico respondió todas las preguntas y las inquietudes de los medios presentes. Sobre el encuentro contra Japón explicó: “Con la selección de Japón, yo me sentí agradecido por ese encuentro, porque nadie pensaba que íbamos a pasar a la segunda ronda y de pronto estamos en todos los medios de comunicación del mundo”. Sin embargo, el estratega cuestionó a los medios de comunicación venezolanos por la pobre cobertura que se hizo a la selección. 

El director técnico explicó que “las jugadoras estaban claras y convencidas de su objetivos jugar y buscar la victoria. Nunca amilanarse. Ellas son lo que dieron en el juego, eso no lo había visto nunca en un equipo femenino con el que he estado. El culpable de la derrota y de las situaciones negativas es mi persona, estas niñas nunca perdieron, nosotros fuimos campeones desde que llegamos a la ronda de finales y quedar entre los 4 mejores del mundo. Todo gracias a su talento”.

La promesa

En los primeros partidos, la defensa venezolana Sandra Luzardo mostraba una larga cabellera. En los choques de semifinales exhibió un nuevo look con el cabello cortado. La razón del cambio es sencilla, prometió que si pasaban a la segunda ronda se cortaría el cabello. Ella muy sonriente afirma: “promesa es promesa”.

Nada es cosa del azar

Zseremeta no dejó pasar la oportunidad para exponer lo que piensa. Los resultados obtenidos no son cosas del azar. “Las personas no entienden que todo es trabajo. Desde que salimos de Trinidad y Tobago nos fijamos objetivos.  La estructura de este fútbol que es incipiente en la región necesita de un proceso de crecimiento, desarrollo y al final de presentar lo que hemos visto en este cuarto lugar. Esto es un proceso de evolución que tiene que ver con muchas instituciones. Debemos apoyar toda la cadena desde el fútbol escolar hasta las mayores”.

Planes a futuro

El técnico no negó las ofertas que le han ofrecido en el exterior pero él quiere seguir con la FVF pero también espera crecer como profesional de la disciplina y para ello pidió la ayuda de la federación y también quiere que el Ministerio del Deporte “se pregunte ¿qué quiere hacer con el fútbol? No quiero que ocurra con estas chicas, lo que pasó con la selección de beisbol de 1941. Hay que trabajar. Luego del 2015 veremos que quiero hacer con mi carrera”.