• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Karanka: No hay que confiarse

El segundo entrenador del Real Madrid, Aitor Karanka / EFE

El segundo entrenador del Real Madrid, Aitor Karanka / EFE

El segundo técnico del Real Madrid aseguró que su próximo rival en los cuartos de final de la Liga de Campeones pueden convertirse en "peligrosos" si no se toma el encuentro con toda la seriedad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aitor Karanka, segundo técnico del Real Madrid y uno de los jugadores madridistas que se midió al Galatasaray en 2001, también en Liga de Campeones, ha dicho que el equipo blanco no puede confiarse en la eliminatoria de cuartos ante el conjunto turco, que tiene "jugadores de mucho potencial".

"Ya lo dije cuando supimos el rival. Todos sabemos que tienen jugadores de mucho potencial, de sus contras y la capacidad arriba, y como nos confiemos van a ser peligrosos. Si se caracterizan por algo es por la intensidad que meten. Y tú tienes que salir como mínimo con la misma intensidad", ha comentado Karanka a los medios oficiales del club.

Karanka, no obstante, ha mostrado su confianza en los "grandísimos jugadores" que tiene el Real Madrid: "Se está demostrando y esperemos que eso decante la balanza para nosotros".

"Son partidos complicados. Arriba tienen a Drogba, a Yilmaz, que es peligroso a la contra, a Hamit (Altintop) con sus disparos, Sneijder... Son buenos jugadores y no nos podemos confiar lo más mínimo. Lo importante es, como siempre en los partidos de casa en la 'Champions', no encajar goles, y con la capacidad que nosotros tenemos seguro que lo vamos a hacer", ha añadido.

Karanka se ha mostrado confiado en que el aficionado madridista también eche una mano al equipo este miércoles, en la ida en el Santiago Bernabéu.

"Ya son cuartos de final de la 'Champions', primero en casa, y son partidos especiales para la gente por el ambiente que hay. Esperemos que se repita lo que bien que salió hace 12 años aquí, que haya ese ambiente y que el resultado que llevemos allí sea el mejor posible", ha destacado.

El anterior enfrentamiento del Real Madrid con el Galatasaray fue también en los cuartos de final de la Liga de Campeones, en 2001, si bien la ida se jugó en tierras turcas (3-2) y la vuelta en el Santiago Bernabéu (3-0). En ambos encuentros jugó Karanka.

"Cuando llega la 'Champions', en un vestuario como el del Real Madrid, el jugador que está ahí dentro sabe que este partido es especial, diferente para la gente y para el propio futbolista", ha opinado.

"Ellos son un equipo que lo da todo. Los jugadores turcos siempre se han caracterizado, al igual que sus aficionados, por darlo todo en cada minuto y en cada balón que se juega. Lo pudimos comprobar aquel año allí, que nos dieron la vuelta al partido (ida, 0-2 al descanso, 3-2 al final). Ese afán de superación, y que no hay que darles nunca por vencidos, es con lo que más cuidado hay que tener", ha considerado.

El ahora segundo técnico madridista también ha comentado que algunos jugadores del actual Galatasaray le recuerdan a los de su época: "(Jardel) Era un delantero de referencia total, le conocíamos del Oporto, y ahora tienen a Drogba. Son jugadores que por arriba son espectaculares y que para su equipo son una gran referencia".

"En aquella época eran jugadores de vuelta como Jardel, Popescu o Hagi, que tenían mucha experiencia. Nos habían ganado la Supercopa de Europa en Mónaco y ya íbamos avisados. Vas más alerta porque habías sufrido en tus carnes que eran capaces de ganarte", ha subrayado.

Karanka también ha hecho mención al denominado "infierno turco" que se vive en las gradas de los estadios en ese país durante los partidos y que padeció en 2001: "Todos sabíamos que iba a ser bonito, pero lo que no imaginábamos es que una hora y cuarto antes de empezar el partido, cuando estábamos en el vestuario, aquello casi temblaba con la gente saltando".

"Pero nada más empezar el encuentro el equipo estuvo francamente bien y se amoldó a aquellas condiciones con mucha personalidad. Nos pusimos 0-2, pero tras el descanso quizás sí que pesó ese estadio con el apoyo del público y tal vez por relajación nuestra le dieron la vuelta al partido. En Madrid se vio pronto que éramos superiores", ha añadido.