• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Juan Arango, el capitán que genera discordia

Juan Arango

Juan Arango

Cinco de los más importantes jugadores de la historia de Venezuela no se ponen de acuerdo sobre si el zurdo es el mejor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A los 33 años de edad, Juan Arango tiene un puesto asegurado en el Olimpo del fútbol venezolano. Sin embargo, el resto de los custodios de esa parcela aún no se han puesto de acuerdo sobre que puesto darle cuando el zurdo decida poner fin a la carrera más brillante que ha firmado un venezolano hasta ahora. Acumulando más de 10 años ininterrumpidos en el exterior, 116 partidos con la selección y 22 goles de acuerdo con el historiador Eliézer Pérez, cifras que lo convierten en el jugador con más partidos y más goles en los anales de la Vinotinto.

Pese a sus números, no existe un consenso aún para elegirlo como el mejor jugador de la historia. Para Luis Mendoza, señalado por varios años como el dueño del trono histórico, la comparación es injusta. "Son épocas distintas. En la mía, yo jugaba con 16 compañeros brasileños. Para llegar a jugar había que ser muy bueno", explicó el delantero, quien debutó con 15 años de edad en la primera división a comienzo de la década de los sesenta. "Las comparaciones entre una generación y otra no llevan a nada, el futbolista venezolano de antaño no tiene nada en común con el de ahora, cuando empecé, por ejemplo, jugaba y también trabajaba. El fútbol no te daba para vivir".

Stalin Rivas es otro de los que se llevaría varios votos para el primer lugar. Desde finales de la década de los ochenta y hasta mediados del año 2000, el guayanés enamoró a los fanáticos con la patada izquierda. "Era un fenómeno, no tenía nada que envidiarle a ningún zurdo", lo presenta Mendoza.

Discordia. Desde su puesto en el podio, él tampoco tiene claro que Arango sea designado como el mejor. "Es muy meritorio lo que ha hecho, todos los que jugaron fútbol saben lo difícil que es establecerse en el exterior y él lo hizo.

Pero en Venezuela siempre ha habido buenos jugadores, primero estuvo Mendoza, luego yo, y después de Juan seguro vendrá otro", afirmó.

"Siempre han existido jugadores de calidad. Gaby Miranda, Gerson Díaz, Fredi Elie, Alí `Cholo’ Tovar, a él siempre lo querían en todos lados pero no pagaban lo que pagan ahora y como era ingeniero, prefería quedarse en Venezuela", contó Mendoza, alargando la lista.

William Méndez también podría estar entre esos nombres. Desde finales de la década de los ochenta y hasta inicio de los noventas, el tachirense se erigió como un ídolo en su ciudad. "Arango me parece un jugador normal, aunque está pasando por un momento espectacular. Yo no lo consideraría el mejor aunque", opinó el centrocampista, quien también invitó a varios a la cima de la torre. "Richard Páez era excelente. Asdrúbal Sánchez, Bernardo Añor, Pedro Acosta, Laureano Jaimes, quedarse con uno es muy difícil".

Votos a favor. Sin embargo, también hay voces que colocan a Arango en lo más alto del podio. "Es el mejor de lejos. Por lo que representa adentro y afuera de la cancha, para mí no ha habido uno igual", afirmó el ex arquero Rafael Dudamel, quedebutó en los ochenta y se retiró hace tres años. "Tuve la fortuna de tenerlo de compañero y es incomparable, como maneja, resuelve y como encara cada situación. Dentro de toda su personalidad, es una persona admirable. Desde todo punto de vista es el mejor, de lejos".

Gabriel Miranda, que destacó en los años noventa, no es tan tajante como su ex compañero Dudamel pero sí coincide parcialmente con él. "Es difícil elegir a uno pero de algo no hay duda, Arango es el jugador más trascendente", valoró. Su voto, si tiene que elegir uno, sería para Mendoza. "Lo tenía todo, pegada, era ganador, se tiraba al piso, tenía gol, garra. Algo que quizás a Stalin y a Arango le falta un poco, quizás no son tan completos pero sí tenían una zurda privilegiada. Si Luis estuviera activo, hoy sería un fenómeno".

No obstante, Miranda está consciente de lo enredado que es el debate. "Tiene que ver con los gustos de cada uno.

Si ha sido el mejor o no es una discusión difícil para ponerse de acuerdo, ni que se sienten los que más saben". Debe ser cierto, porque al menos para estos cinco fue imposible hacerlo.