• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

José Rujano apuesta por su fundación

Rujano no tuvo rivales en el prólogo y la primera etapa del giro tovareño | Foto Archivo El Nacional

El merideño no pudo sumar su quinto título en la Vuelta al Táchira | Foto Archivo El Nacional

Entre los pupilos de "El cóndor" está su hijo mayor, Yeison José, de 14 años de edad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A sus 34 años de edad, José Rujano está pensando en mostrar otras facetas.Aunque sigue ligado a la bicicleta que lo ha visto triunfar nacional e internacionalmente, empieza a considerar su vida después del ciclismo.

Su fundación (Fundarujano), que ha tenido por 10 años, ocupa gran parte de su tiempo. Y tiene grandes planes con ella. "Tenemos a 11 niños (de 8 a 15 años de edad) y nueve adultos. Uno de ellos es mi hijo, Yeison José, de 14 años, ganador de la Mini Vuelta a Tovar y el Clásico La Fría", dice, orgulloso, desde su postura de padre y director.

"Tenemos a futuros ganadores de la Vuelta al Táchira", afirma. "Quiero tener a mi hijo en el equipo, pero también quiero que todos cuenten con seguro, aumento de sueldo, seguro social. Esa es una cultura que no tenemos en el ciclismo venezolano". 

Aunque dice estar desmotivado para seguir compitiendo con escuadras nacionales ­por razones económicas, primordialmente-, no descarta volver a la palestra internacional. En este momento no tiene ofertas y de no recibirlas no se inquieta, tiene la agenda llena de proyectos.

"Desde hace algún tiempo estoy construyendo en Santa Cruz de Mora un edificio de cuatro pisos: tendrá un pequeño centro comercial, un hotel, mi casa y un museo donde tendré todos los recuerdos de mi carrera. Ahora los tengo guardados, pero quiero mostrarlos", confesó. "Y dentro de poco espero anunciar mi participación en una empresa de café".

Para mantener vivo el sueño de la Fundación, espera concretar algunas alianzas. También cobrar deudas. Dice que Pdvsa dejó de pagarle 160 mil dólares y que ya no puede seguir costeando el funcionamiento del equipo.

"Tengo 26 empleados,  no alcanza lo que gano para todos. Pronto tendré una reunión con la gobernación de Mérida para evaluar la continuidad del patrocinio. Si no se da, pensaremos en hacer una fusión con un equipo nacional", explicó. "Todavía sueño con el equipo continental merideño, pero sé lo complicado que es en estos momentos".

Rumbo a Río. En lo deportivo, Rujano todavía tiene ambiciones. Se siente en condiciones para correr con escuadras americanas de primer nivel e, incluso, de volver a Europa. Y sobre todo, quiere ir a los Juegos Olímpicos de Río, el hito que falta en su carrera.

"En este proyecto con el Southeast me dejaron por fuera", se lamenta. "Soy un profesional que ha ganado cuatro oros y tres platas con la selección. Quiero ir a los Juegos Olímpicos, pero a lo grande, no a llegar en el montón ni bajarme. La ruta en Río es favorable a mis condiciones y hay rivales durísimos, por eso es importante tener una buena preparación".

Parte de la preselección de nueve ciclistas que se disputarán dos cupos, Rujano quiere asegurar un plan de trabajo en Colombia y España y contar con la palabra de Feveciclismo.

"Quiero hablar con ellos y que entiendan", dijo. "No quiero ir a ganarme el puesto como un infantil, merezco respeto. Quiero una seguridad".