• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

José Altuve igualó un récord y quedó a tiro de otro

Altuve, sin incluir los resultados de ayer, tenía 13 remolcadas y siete extrabases | FOTO AP

Altuve vive un gran momento| FOTO AP

El segunda base de los Astros extendió a ocho la cadena de encuentros conectando dos o más imparables y está a uno de la marca para la franquicia que estableció Jesús Alou en 1969 y, posteriormente, empató Billy Hatcher en 1987

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

José Altuve triplicó con el madero este jueves, incluyendo el batazo que dejó en el terreno a los Marineros, y cerró abril a todo tren, con ocho juegos seguidos dando dos o más hits, una línea ofensiva de ..367/.400/.500, con .900 de OPS, y muy un alto chance de recibir muchos votos en el premio al Jugador del Mes en la Liga Americana.

Fue la primera vez que Altuve conecta un sencillo para ponerle fin a un encuentro que se va a entradas extras. “Se siente muy bien, porque estas añadiendo tú granito de arena para el equipo”, dijo el criollo al Houston Chronicle luego de la celebración en el Minute Maid Park.

La seguidilla del venezolano le permitió hacer historia entre sus compatriotas y le dejó a las puertas de un récord en la organización, pues el tope para un pelotero de los Astros es de nueve encuentros corridos dando al menos un cohete.
 
De acuerdo con Baseball Reference, la máxima cifra para criollos es ocho, que Altuve comparte ahora con Andrés Galarraga, quien lo hizo en 1996, y Magglio Ordóñez, quien le emuló en 2003.
 
El mismo portal precisa que únicamente Jesús Alou, en 1969, y Billy Hatcher, en 1987, lograron hileras de nueve cotejos duplicando o más.
 
Ya Altuve tenía una fila india de siete choques de este tipo, en 2014. De hecho, el aragüeño criado en el vecino Carabobo es el único jugador de Houston con dos seguidillas de siete partidos con al menos dos cohetes, una gesta que sólo han podido lograr en una ocasión tanto Alou, como Hatcher, el inmortal Craig Biggio, quien lo hizo en 1999, y Lance Berkman, que lo logró en 2008.
 
La racha de Galarraga ocurrió con los Rockies, entre el 23 y el 29 de julio de aquel 1996. Ordóñez lo hizo con los Medias Blancas, del 22 al 30 de julio de ese 2003.
 
Altuve comenzó su propia fiesta el 22 de abril, y desde entonces batea para .487/.500/.692, con 1.192 de OPS.

Houston, por su parte, obtuvo su séptima victoria al hilo y mantiene la cima de la División Oeste del joven circuito, ahora con cuatro juegos y medio de ventaja sobre los Angelinos de Los Ángeles.

Los siderales cerraron abril con marca de 15-7, obteniendo su mejor porcentaje de victorias en dicho mes desde 1986.