• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Jorge Luis Cid se enamoró de los caballos desde niño

Jorge Luis Cid | LEONARDO GUZMAN

Jorge Luis Cid | LEONARDO GUZMAN

El jinete venezolano espera tener una larga y fructífera carrera en la faena ganadera, además, estudiará Ciencias Ecuestres

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace unas semanas, el jinete venezolano Jorge Luis Cid fue el protagonista de un excelente desempeño en el Derby de la National Reined Cow Horse Association (NRCHA), uno de los torneos más importantes del deporte vaquero de Estados Unidos que se llevó a cabo en Paso Robles, California, y donde ganó en tres de las cuatro categorías en las que participó.

La actividad que este joven de 18 años de edad practica, es conocida como working cow horse o faena ganadera y consiste en realizar sobre el caballo determinadas maniobras con una vaca dentro de una cancha de arena, para demostrar el nivel de entrenamiento que posee el equino.

“Nosotros trabajamos con los quarter horses o caballos cuartos de milla, esta raza es regida por la American Quarter Horses Association (AQHA), que de hecho, es la asociación más grande del mundo y la que tiene la mayor cantidad de caballos registrados. Dentro de esta organización hay otras más específicas dependiendo del deporte que se practique con este tipo de caballos, yo pertenezco a la National Reined Horse Association que es de working cow horse, y la National Cutting Horse Association que rige a los caballos de corte. Estos entes son los que determinan las maniobras que se deben realizar en las competencias”, explicó Cid.

El caraqueño comenzó en este deporte a los 11 años de edad, aunque el interés ecuestre vino mucho antes: “Mi abuelo tenía una finca donde habían caballos y siempre me interesaron esos animales. Paralelo a eso, gracias a amistades de mi papá conocí lo que es el encierro de ganado, muy popular en Venezuela, y lo empecé a practicar, luego en 2009 pude ir a Estados Unidos a competir por primera vez”.

“Mi papá siempre ha estado relacionado con el mundo del automovilismo y lo más lógico es que yo también me hubiera ido hacia ese lado, pero no fue así. Él y mi mamá están muy contentos de que pueda hacer lo que me gusta, de hecho, papá cree en los motores hubiera tenido la desventaja de llevar un apellido conocido en ese ámbito. La faena ganadera es una práctica inédita en mi familia, no así en el país, aquí hay una organización llamada Asowest que tiene 4.000 miembros y realiza alrededor de 80 competencias al año”, comentó.

La actividad ecuestre no está exenta de riesgos, los jinetes están expuestos tener caídas pues los caballos tienen que realizar maniobras que no siempre salen bien: “En enero de este año tuve una caída fuerte. Iba muy bien, estaba haciendo una muy buena ronda pero la yegua se tropezó y nos caímos los dos, por suerte no nos pasó nada aunque fue un susto bastante grande, porque normalmente esos accidentes terminan al menos con una pierna rota, gracias a Dios no fue así esa vez”.

El venezolano, radicado en Forth Worth, Texas, comenzará a estudiar Ciencias Equinas en esa ciudad a partir del 26 de agosto, pero antes de entrar a la vida universitaria tendrá dos citas en la arena. El 19 de julio participará en el Summer Spectacular de la NRCHA, que se llevará a cabo en la localidad donde reside, mientras que en la primera semana de agosto, dirá presente en el Mundial de la AQHA en Oklahoma City.


Futuro. Entre el arduo entrenamiento y las competencias, a Cid no le queda mucho tiempo para hacer otras cosas: “Vivo en un pueblito que le dicen el “Country Horse” así que no hay más nada que caballos. Rara vez tengo algo de tiempo libre y cuando pasa, voy a un lago cercano con un grupo de venezolanos que también viven allá”.

“Lo bueno de este deporte es que puedes ver a personas con 60 años y todavía montando. Yo espero estar bastante tiempo haciendo esto y siento que tengo muchas posibilidades de hacer algo importante si me mantengo sano y si Dios me lo permite, me quedan muchos años para hacer cosas grandes”, sentenció.