• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Jon Hunton busca fuerza en su brazo con ayuda de la afición

Jon Hunton reforzó a La Guaira en la final del año pasado / Leonardo Noguera

Jon Hunton reforzó a La Guaira en la final del año pasado / Leonardo Noguera

El Cerrador del Año de la pasada campaña se unió a la tribu con un problema muscular que espera recuperar antes de diciembre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jon Hunton es parte de la familia de Caribes. Cuesta creer que un equipo de la LVBP pueda traer un importado lesionado para que complete su fase de recuperación en el país. Pero no es cualquier foráneo, con lo que hizo el año pasado basta.

Con su rostro intimidante y sus 2,06 metros de estatura el Cerrador del Año de la campaña pasada llegó el martes al país y de una vez se unió al equipo en el Universitario. Presenta problemas musculares en el brazo derecho, en el que ha perdido fuerza, que espera recuperar para lanzar con la tribu.

“Tuve 8 semanas de rehabilitación. Afortunadamente no necesité cirugías y lo único que tuve que hacer fue devolverle la fuerza a mi brazo y a toda la parte del costado. Fueron unos meses intensos”, dijo el lanzador que hizo parte de su recuperación en su residencia en Estados Unidos.

Por vivir en Nueva Jersey, zona que fue azotada recientemente por el huracán Sandy, no pudo completar el proceso de rehabilitación para soltar el brazo.

“Realmente quería regresar”, confesó el taponero. “Cuando me dieron el boleto para venir me emocioné y lo coloqué en Twitter. Sabía que era oficial y se los hice saber a los fanáticos. Muchos me felicitaron y mostraron alegría”.

Es entendible la algarabía que causa en la afición oriental. El año pasado salvó 18 encuentros y dejó una efectividad de 3.16 después de ser firmado de una Liga Independiente. Hasta estuvo a punto de romper el récord de rescate de la liga (21), en manos del panameño Santos Hernández, del extinto Pastora de Los Llanos.

“Es una relación muy bonita la que he tenido con los fanáticos”, sonrió. “Ellos me animan mucho durante la rehabilitación. Me dan aliento y quizás esa es una de las razones por las que estoy aquí. No quiero decepcionarlos”, señaló.

“Yo me siento como un Caribe más. Creo que no soy como cualquier importado que viene aquí a hacer un trabajo. Realmente me gusta este equipo y la liga, por eso la sigo. Ha sido una temporada emocionante y creo que se pondrá mejor”.

Hunton estima poder participar con los aborígenes a principios de diciembre, cuando la fuerza de sus envíos, sobre todo de la recta, vuelva a la velocidad de otros años. Las ganas las tiene. Falta que el cuerpo responda.