• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Jhoulys Chacín se unirá a un reducido grupo

El venezolano Jhoulys Chacín / AP

El venezolano Jhoulys Chacín / AP

El derecho iniciará la temporada como número uno en la rotación de Colorado y se medirá el 1° de abril a Milwaukee. Décimo venezolano designado para abrir un juego inaugural

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jhoulys Chacín se unirá esta campaña a un selecto grupo de venezolanos. A principios de semana, el manager de los Rockies, Walt Weiss, anunció que había escogido al derecho como el abridor del día inaugural. Una distinción reservada para los lanzadores de mayor jerarquía en un equipo.

“Es un honor que Colorado confíe en mí”, dijo Chacín. “(Weiss) me llamó a la oficina y se reunió conmigo. Piensa que soy el pitcher indicado para el primer juego. Dijo que no me conocía mucho, pero sabe que estoy tratando de hacer las cosas que toda la organización espera de mí y cree que puedo ser el as de la rotación”.

Cuando Chacín suba al montículo del Miller Park, para medirse a los Cerveceros de Milwaukee, el 1° de abril, su nombre aparecerá al lado de Felipe Lira, Wilson Álvarez, Omar Daal, Freddy García, Tony Armas, Víctor Zambrano, Carlos Zambrano, Johan Santana y Félix Hernández, los otros nueve criollos que han sido distinguidos con la selección.

“No me importaba mucho quién abriera ese día, pero cuando te entregan esa responsabilidad, es un gran honor”, reiteró el joven de 25 años, que inicia la campaña saludable.

Luego de comenzar 2012 con 0-3 y 7.30 de efectividad en sus primeras 5 aperturas, Chacín fue colocado en lista de lesionados y diagnosticado con una lesión en un nervio ubicado en el lado derecho del pecho. Regresó en agosto y terminó la ronda regular con balance de 3-2 y un promedio de 2.84 carreras limpias, en 9 inicios.

“Pude ver madurez allí y fue justo lo que encontré en la primera charla que sostuvimos”, dijo Weiss, que sucedió al piloto Jim Tracy. “La manera como ataca a los bateadores, demuestra los conocimientos que ha ido alcanzando a través de los años. Tiene un gran cambio que usa muy bien en sus secuencias. Es un pitcher”.

El zuliano, que el viernes no pudo actuar en un partido interescuadras por espasmos en la espalda, nada grave de acuerdo con un reporte del equipo, se ha enfocado en ser agresivo durante su preparación, que incluyó una salida con Venezuela en el Clásico Mundial de Beisbol.

“Si sigo lanzando strikes, provocaré que los bateadores hagan contacto. Es lo que estoy buscando, siendo agresivo. Siempre salgo a hacer lo mejor posible, pero lo que más me importa es mantener la pelota bajita y que me bateen muchos roletazos, que es lo que me ha pedido la organización”, señaló el nuevo as de los rocosos, que ha impresionado a Weiss con su profesionalismo y enfoque.

A diferencia del año pasado, cuando el gerente general Dan O’Dowd cuestionó las condiciones físicas en las que se presentó al campo de entrenamientos, Chacín trabajó durante un mes con Wilson Álvarez en Miami. Álvarez, instructor de lanzadores de la selección de Venezuela y uno de los iconos del país en las mayores durante la década del 90, fue el primer zuliano que abrió en un día inaugural. Luego le siguió Daal y ahora Chacín, que se une a sus paisanos.

“Todos saben lo agradecido que estoy con Wilson por lo mucho que me ha ayudado. Él es muy buen pitching coach, porque sabe enseñar y en ese tiempo que pude pasar con él aprendí muchas cosas. Sabe de lo que habla. Ahora ser el abridor de un juego inaugural, algo que no han hecho muchos maracuchos, es una gran distinción porque la lista es muy corta”.

La magia del primer día de la campaña es única. Ese partido es un inicio fresco en el que año a año renace la esperanza de ser exitoso y llegar hasta octubre. Chacín tratará de dar el primer paso que le señale ese camino a los Rockies.

Los nueve primeros

Felipe Lira fue el primer venezolano que abrió un partido inaugural en las mayores. Fue en 1996 con Detroit. Pasaron siete años para que un criollo lograra un triunfo en el primer día de la campaña y le correspondió a Tony Armas, con Montreal en 2003. Luego aparecieron Carlos Zambrano y Johan Santana, que comparten el récord de abrir seis partidos de ese calibre. Ahora surge Félix Hernández, el lanzador mejor pagado en la historia de las grandes ligas, que exhibe números notables en la importante fecha y que este año iguala la marca Zambrano y Santana.

Felipe Lira. La actuación de Felipe Lira durante los entrenamientos de primavera de 1996 convenció de tal manera al manager Buddy Bell que lo colocó por encima del resto de los abridores de Detroit y como sustituto de Mike Moore, que había sido el abridor de los Tigres en las tres temporadas anteriores. Sería el segundo y último año completo de Lira con los bengalíes. Su debut quedó pautado para el 1° de abril, contra Minnesota, en el Metrodome. El derecho sólo sacó un cero y fue enviado a las duchas después de 3 entradas tras aceptar 8 hits y 6 carreras limpias, mientras que regalaba 3 boletos y ponchaba a 2 rivales. Los Tigres cayeron, 8-6 ante los Mellizos y Lira encajó la derrota.

Wilson Álvarez. El marabino Wilson Álvarez firmó un contrato por 35 millones de dólares y 5 temporadas con los Mantarrayas de Tampa Bay durante el receso de temporada de 1997, un acuerdo que lo convirtió en el zurdo mejor pagado de las grandes ligas. Tampa Bay, uno de los 2 equipos de expansión junto con los Diamantes de Arizona, le dio la confianza de colocarlo como número uno de su rotación en las campañas de 1998 y 1999. En el primer partido, contra Detroit en el Tropicana Field, apenas tiró 2.1 innings, y en segundo desafío, frente a los Orioles en el Oriole Park at Camden Yards, su actuación se limitó a 3.1 entradas. Ambos terminaron en derrotas y palizas. Su efectividad fue de 19.08.

Omar Daal. El manager de los Filis, Larry Bowa, decidió darle la bola a Omar Daal el 2 de abril de 2001, pese a que el zurdo había dejado récord, con Diamantes y Filis, de 4-19, en 2000. “Ya sé que es un perdedor de 19 encuentros, pero no estoy realmente preocupado por lo que sucedió hace un año”, argumentó Bowa. “Tiene buenas armas. Es un veterano que puede manejar la presión de medirse al mejor serpentinero del club opositor”. Filadelfia ganó en la inauguración 6-5 contra los Marlins, en el Pro Player Stadium. El zurdo tiró 5.1 capítulos en los que encajó 3 imparables y 4 anotaciones. Se fue sin decisión.

Freddy García. Luego de los intentos fallidos de Lira, Álvarez y Daal, Freddy García se ganó el derecho de estar en la lomita de los Marineros en la primera jornada de la temporada. El derecho venía de una brillante campaña como novato en la que había dejado balance de 17-8, el mejor de Seattle. El Safeco Field recibió a casi 30.000 personas para presenciar el duelo contra Atléticos de Oakland, el 2 de abril de 2001. Pero el mirandino apenas tiró 3.1 tramos y se fue sin decisión, en el triunfo navegante 5-4. Sin embargo, García se consolidó como el as de Seattle y repitió el honor en las zafras de 2002 y 2003, pero cargó con las derrotas de su equipo contra Medias Blancas (6-5) y Atléticos (5-0).

Tony Armas. Tony Armas superó sus habituales problemas físicos y comenzó saludable la campaña de 2003. El manager Frank Robinson lo escogió para el partido inaugural de los Expos de Montreal contra los Bravos de Atlanta, el 31 de marzo en el Turner Field. El derecho subió al montículo con una ventaja tempranera de su club, que en la primera entrada fabricó un racimo de 4 rayitas. Sin dificultades, Armas transitó 6 episodios en los que diseminó 5 batazos a terreno de nadie y una anotación. Él y su equipo ganaron 10-2. El hijo del slugger Antonio Armas se convirtió en el primer venezolano con un triunfo en jornadas inaugurales.

Víctor Zambrano. El 30 de marzo de 2004, la zafra de las grandes ligas inició en el Tokio Dome de Japón con el duelo entre los Yanquis de Nueva York y los Mantarrayas de Tampa Bay. Víctor Zambrano salió a defender la trinchera de los floridanos y luego de un primer inning difícil, en el que Jason Giambi le sacó la bola con Hideki Matsui en circulación, se las arregló para permitir una anotación más en los siguientes 5 capítulos. Una labor que ayudó a Tampa Bay a ganar 8-2 frente a una multitud de 55.000 personas. A mediados de campaña, Zambrano fue cambiado a los Mets de Nueva York y tres años después terminó su carrera en las mayores.

Carlos Zambrano. Carlos Zambrano abrió el primero de sus seis encuentros inaugurales con los Cachorros el 4 de abril de 2005, contra los Diamantes en el Bank One Ballpark. Ese día apenas transitó 4.2 y le castigaron con 7 hits y 3 anotaciones merecidas. Se fue sin decisión en el triunfo de los oseznos 16-6. Ganó su único juego el 6 de abril 2009, cuando tiró 6 sólidas entradas contra Houston en las que aisló 5 hits y una carrera, guiando a Chicago a una victoria 4-2. La última vez que abrió un partido inaugural fue en 2010 y no tuvo decisión. Su registro vitalicio en ese tipo de encuentros es 1-2 y 6.99. Sólo Ferguson Jenkins inició en más inauguraciones de Chicago que el Toro, con 7.

Johan Santana. El zurdo Johan Santana fue designado abridor del partido inaugural de los Mellizos en 2006. El 4 de abril Minnesota viajó hasta Toronto para medirse a los Azulejos, en el Rogers Centre. El zurdo de Tovar no fue efectivo. Se presentó descontrolado al punto de regalar 3 boletos y sólo ponchar a 1 rival en 5.2 innings. Recibió 10 imparables y 4 carreras para cargar con la derrota de su equipo, 6-3. Pese a ello estableció una marca personal de 19 triunfos esa zafra y ganó su segundo Cy Young de manera unánime. Repitió en 2007 y después en 2008, 2009, 2010 y 2012, con los Mets. Su récord vitalicio es 4-1, con 3.06 de efectividad. Este año comenzará en lista de lista de lesionados.

Félix Hernández. Luego de sus dos primeras campañas completas en las mayores, Félix Hernández subió al montículo de los Marineros el día inaugural en 2007. El 2 de abril, seis días antes de su cumpleaños 21, el Rey se convirtió en el venezolano más joven en abrir un partido de ese calibre. Fue contra los Atléticos, en Safeco Field, y en 8 entradas en blanco apenas le conectaron 3 incogibles, mientras ponchaba a 12 y sólo concedía 2 boletos. Seattle ganó 4-0. Al año siguiente Erik Bedard ocupó su lugar como número uno, pero después (2009, 2010, 2011, 2012) no ha hecho otra cosa que brillar la primera jornada del año. Su balance de por vida es 3-0 y 1.59 de efectividad. Este año volverá a ser el as de Seattle.