• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Jesús Aguilar encontró por fin lo que tanto buscaba

El primera base criollo de los Leones del Caracas, Jesús Aguilar | Henry Delgado

Aguilar llegó al juego de ayer con 4 extrabases en 3 juegos | Henry Delgado

El toletero aragüeño está recibiendo la oportunidad de jugar a diario y le ha retribuido al Caracas con una ración de extrabases

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un swing le dio a Jesús Aguilar la respuesta que tanto buscaba.

El maracayero llevaba semanas tratando de conseguir el ritmo en el plato. Había sido enviado a la Liga Paralela. Perdió la titularidad, aunque casi todas las tardes se le veía salir más temprano que la mayoría de sus compañeros, deseoso de practicar.

“Aguilar ha trabajado muy duro”, subrayó siempre Rick Sweet, el depuesto manager del Caracas.

Frank Kremblas, el sucesor de Sweet, vio venir el cambio, a poco de tomar el mando.

“Selección de pitcheos”, resumió Kremblas. “Esa ha sido la clave”.

“Y estar relajado”, admitió Aguilar. “No tratar de hacer tantas cosas. Entender que sólo puedes hacer una cada vez”.

Kremblas prometió conseguirle tiempo de juego al prospecto de los Indios de Cleveland, uno de los venezolanos presentes en el último Juego de Estrellas del Futuro. Llegó al extremo de alinear al fortachón Henry Wrigley en segunda base, el martes, dejándole al aragüeño la inicial.

“Cuando vi eso, me dije: de verdad que el hombre me va a dar el chance”, sonrió ayer Aguilar, en una pausa en su entrenamiento.

Y el slugger respondió. En el sexto inning descargó un cuadrangular, su tercero, a un poco más de la mitad de la tribuna del left.

“No le di como quería”, advirtió el toletero derecho. Vaya.

Aguilar llegó al miércoles con cinco hits en sus últimos nueve turnos, incluyendo dos tubeyes y dos bambinazos. Ya puede ver hacia atrás sin sentirse presionado.

“Cuando comencé mal, (el coach) Antonio Armas me apoyó muchísimo”, aseguró. “Y no me molesté cuando me enviaron a la Paralela. Lo vi como una oportunidad de jugar todos los días, para poder hacer el ajuste que arriba no iba a poder hacer”.

Kremblas recuerda la bienvenida que le dio a Aguilar, al regresar del Programa de Desarrollo: “Le dije que se relajara. Que hiciera su plan y lo siguiera siempre”.

Así ha hecho este jonronero nacido hace 22 años. Ahora se le ve sonreído y dando tablas como la del martes.

“En un Caracas-Magallanes, con toda esa adrenalina, fue muy emocionante”, admitió.

Pero ese no fue el swing que le dijo que todo empezaría a funcionar. Ese fue antes.

“Fue en Margarita, en el jonrón que di el sábado”, confesó. “Allí fue cuando me dije que las cosas me iban a salir bien”.