• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Jeanmar Gómez, un plan que comienza a funcionar

Trata de dejar la bola baja y cerca de la zona de strikes, cuando sube al morrito

Trata de dejar la bola baja y cerca de la zona de strikes, cuando sube al morrito

El caraqueño se convirtió en el momentáneo cerrador de Filadelfia. Asegura que el manager Pete Mackanin todavía no se ha sentado con él a hablar para fijar su rol

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Subir la pesada Santamaría de los juegos en Grandes Ligas ya no es la labor de vida para Jeanmar Gómez. Lesiones y resultados poco favorables lo alejaron de la responsabilidad de abrir, que comenzó en 2010 y se extendió hasta 2013. Los Piratas de Pittsburgh vieron en él una opción como relevista largo en la campaña 2014. Fue la decisión correcta. Ese año tuvo efectividad de 3.19 en 62.0 innings.

Duró poco en el rol con la tripulación filibustera. En enero del año pasado, consiguió un contrato con Filis de Filadelfia y una nueva etapa comenzó. Actualmente es el cerrador de los cuáqueros, un experimento que hace el manager Pete Mackanin y el coach de pitcheo Bob McClure, debido a las deficiencias mostradas por los taponeros David Hernández y Dalier Hinojosa.

“Ellos (Mackanin y McClure) todavía no se han sentado conmigo para decirme lo que quieren de mí”, dijo Gómez, al otro lado de la línea telefónica. “Gracias a Dios todo ha salido bien. Yo solo me preparo física y mentalmente a partir del quinto inning para lo que sea que salga”. 

Las cosas no podrían resultar mejor para el caraqueño. Su efectividad está inmaculada en 4.0 capítulos y lo más importante: tiene tres rescates en la misma cantidad de oportunidades. Se ha convertido, por lo menos en estos días, en la figura que le da seguridad a la novena de Filadelfia.

“Creo que lo que está funcionando es que trato de mantener la pelota cerca de la zona de strike, siempre poniéndola bajita. No hay que ser demasiado fino”, aseguró el serpentinero de 28 años. Para conseguir lo que se ha propuesto, Gómez confía en su sinker, un lanzamiento que ha tirado al plato el 63.8% de las veces esta temporada, según el portal especializado fangraphs.com.

Cátcher amigo. Gómez ha encontrado mucha comodidad en Filadelfia, a pesar de no tener un rol concreto. Tiene asegurado 1.4 millones de dólares este año y consiguió en el receptor panameño Carlos Ruiz un aliado que le da consejos.

“Por ser un grupo bastante joven no he podido hablar con lanzadores de experiencia”, comentó el escopetero. “Pero con Ruiz siempre hablo. Es un cátcher que ha trabajado con grandes lanzadores. Trato de absorber algunos consejos”. 

También hay cobijo en la gran densidad de población venezolana en el clubhouse cuáquero. Allí están Andrés Eloy Blanco, Freddy Galvis, César Hernández, Odúbel Herrera y Jesús Tiamo, cátcher de bullpen. “Uno siempre está apoyando al otro, en cualquier situación. Hay mucha unidad y hermandad entre todos”, concluyó.