• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Jeanmar Gómez aprovechó el tren de la oportunidad en Filadelfia

Gómez suma 19 salvados en la campaña | Foto AFP

Gómez suma 19 salvados en la campaña | Foto AFP

Aunque no se muestra como un lanzador intimidante, ni posee una recta poderosa, el venezolano se convirtió en el cerrador de todos los días

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El beisbol profesional es un espectáculo para el público. Algunos participantes de este deporte condimentan el show con algunas excentricidades que entretienen al público y al tiempo, ellos adquieren más famas. Otros, por ejemplo, solo demuestran sobre el diamante sus personalidades extrovertidas con un gesto o un baile. En la pelota hay de todo, incluyendo la otra cara de la moneda, es decir, los lanzadores tranquilos y Jeanmar Gómez.

El derecho de los Filis de Filadelfia figura como el segundo con más rescates en la Liga Nacional con 19 salvamentos, solamente superado por el apagafuego de los Mets de Nueva York, Jeurys Familia con 21. “Soy un tipo tranquilo, pero tengo fe en Dios y él se encarga del resto”, declaró Gómez al portal de lasmayores.com

La actitud de Gómez marca un profundo antagonismo con algunos de sus antecesores en el puesto del noveno inning que han vestido el uniforme de los cuáqueros, como Mitch Williams en la década de los noventa o Jonathan Papelbon. “Cuando hablamos de la mentalidad de un taponero, él es la última persona en la que uno pensaría. Sin embargo, nos ha demostrado que tiene ese tipo de temperamento”, aseguró el manager de Filadelfia Pete Mckanin.

No solo la actitud, también las características de los lanzamientos no cumplen con la de un cerrador en su primer año con el puesto. De acuerdo al portal especializado, fangraphs.com, cuando Gómez llegó a las mayores en 2010 con los Indios de Cleveland su recta rozaba las 92 millas, ahora en ocasiones su principal lanzamiento sobrepasa las 88. “No es un pitcher de ponches, pero tiene tres lanzamientos: tiene un buen sinker, un buen slider, y tiene un buen cambio para los zurdos”, informó el mandamás del dogout de los Filis.

En 31 entradas en 2016, Gómez suma 23 abanicados, es decir, un promedio de menos de un ponche por entrada. Aunque es un lanzador que pone la bola en juego, el caraqueño ha sabido cómo sobrevivir y ganarse el puesto de cerrador en la difícil ciudad de Filadelfia. “"Realmente no me fijo en las estadísticas, no pienso en eso. Trato de estar listo para cualquier situación. Antes de la temporada, no sabía qué papel tendría, pero trato de estar listo para lo que sea", puntualizó el diestro que en Venezuela pertenece a los Tiburones de La Guaira.

Gómez forma parte de una generación de cerradores venezolanos encabezada por Francisco Rodríguez y con la compañía de Héctor Rondón con los Cachorros de Chicago.