• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Isco y James clasificaron al Real Madrid a octavos de la Copa del Rey

 Se buscaban continuamente Isco y James en combinaciones por el centro que eran imposible de frenar para los jugadores del Cornellá / EFE

Se buscaban continuamente Isco y James en combinaciones por el centro que eran imposible de frenar para los jugadores del Cornellá / EFE

Isco se adueñó del partido desde el pitido inicial. Se jugó a su ritmo, dejando gestos de altísima calidad técnica cada vez que entraba en contacto con la pelota

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La magia de Isco y la belleza de los goles del colombiano James Rodríguez, convirtieron el trámite de la vuelta copera ante el Cornellá en diversión para el madridismo (5-0), que disfrutó de la decimoséptima victoria consecutiva con los menos habituales en el campo y el regreso con gol de Jesé Rodríguez tras su grave lesión.

La comodidad de una eliminatoria sentenciada tras el 1-4 de la ida en favor del Real Madrid, no empujó al conformismo ni la relajación a los jugadores de segunda línea que recibieron su oportunidad. Carlo Ancelotti tan solo mantuvo en el once a dos indiscutibles, Isco y James, y se entendieron a la perfección para dejar fútbol de altos quilates.

Sorprendió Ancelotti en portería con la titularidad de Fernando Pacheco que debutó oficialmente sin apenas trabajo. Haber jugado en Liga de Campeones pareció justificar una nueva suplencia de Keylor Navas que seguro jugará el resto de competición con Atlético de Madrid y Barcelona, en caso de superar a los rojiblancos, en el horizonte.

Isco se adueñó del partido desde el pitido inicial. Se jugó a su ritmo, dejando gestos de altísima calidad técnica cada vez que entraba en contacto con la pelota. La ilusión del canterano Álvaro Medran, las ganas de brillar del 'Chicharito' Hernández o el regreso de la consistencia en la medular con Illarramendi y Khedira anulaban la ilusión del Cornellá.

El sueño de su vida para un puñado de jugadores de jugar en el imponente Santiago Bernabéu, dejaba pocas opciones de éxito por la seriedad de un Real Madrid que no se relajó. Medran fue el primero que generó peligro. Primero buscando a 'Chicharito' en el segundo palo, que no llegó por milímetros, y después con un chut potente arriba desde la frontal.

Antes de recibir la goleada hubo una acción para pasar a la historia a Boniquet. Pudo convertirse en el primer jugador del Cornellá que marcase en el Bernabéu. Provocó el penalti con calidad, realizando un recorte a Arbeloa y siendo derribado con claridad en al segundo. Pidió tirarlo y su disparo de zurda con potencia, que buscaba la escuadra, se marchó arriba, a los 14 minutos.

Perdonar a un grande tiene consecuencias. Segundos después aparecía Isco para inventar un pase entre líneas al desmarque de James que definía con precisión. Picadito el esférico a la salida de Íñigo, besó con suavidad las redes.

Se buscaban continuamente Isco y James en combinaciones por el centro que eran imposible de frenar para los jugadores del Cornellá. Cambiaron los papeles en el segundo tanto. Asistió el colombiano en un pase similar al desmarque de Isco, que sin nervios en el mano a mano imitó el remate picado.

En un minuto llegaron dos goles en momentos en los que se descompuso el Cornellá por la diferencia de calidad. Una rápida jugada acabó con un gesto de calidad de 'Chicharito', que asistió con un taconazo a la llegada de James, para que firmara su doblete en carrera con un disparo imparable.

Con la racha protegida bajo llave, la segunda parte serviría para volver a ver a Jesé Rodríguez en un terreno de juego ocho meses y medio después y el debut de otro canterano, Javi Muñoz en el centro del campo. Se produjo por un nuevo encuentro con la mala suerte de Khedira. El alemán que regresaba tras lesión tuvo que ser sustituido noqueado tras un fuerte golpe en su rostro al chocar con David en un balón dividido.

A la hora de encuentro llegó el cuarto, cuando 'Chicharito' remató al larguero y el balón cayó sobre Borja López sin que pudiese quitarse para introducirlo en su portería. Y el broche fue emotivo, tras carrera elegante de Isco con otra asistencia a Jesé, que disparó cruzado a la red para firmar un regreso a su altura y recibir el cariño de su afición el día que salió de un largo túnel.