• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Davalillo: “Iré a dónde lo entierren para darle un último aplauso”

Manuel González pasó toda su vida respirando beisbol. Colgó su uniforme luego de la temporada 2012 - 2013 | Foto Archivo El Nacional

Manuel González pasó toda su vida respirando beisbol. Colgó su uniforme luego de la temporada 2012 - 2013 | Foto Archivo El Nacional

“Vitico” Davalillo, entre varios personeros del beisbol, rendirán tributo al exlanzador que dedicó más de 60 años a la pelota

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si por algo destacó Manuel González fue por el profesionalismo que demostró en sus más de seis décadas dedicadas al deporte, primero como segunda base y lanzador, y luego como coach y asesor técnico, además de entrenador del equipo de beisbol de la Universidad Católica Andrés Bello.

González falleció a sus 83 años de edad dejando un legado imborrable para quienes lo conocieron.

En 13 campañas como pitcher activo dejó récord de 25-36 con 3.78 de efectividad, con los uniformes de Patriotas de Venezuela, Santa Marta, Licoreros de Pampero, Leones del Caracas y Tiburones de La Guaira.

Con los melenudos jugó por cuatro temporadas, pero luego de su retiro como pelotero se convirtió en instructor y forjó un vínculo irrompible con el equipo de la capital.

“Tremenda persona. Es una gran pérdida. Fue un excelente hombre del beisbol”, dijo Oscar Prieto Párraga, presidente de la LVBP y otrora dueño del conjunto selvático. “Ya él estaba retirado, pero dejó escuela, que es lo importante”.

“Siempre fue muy serio en su trabajo, muy dado con los peloteros y a ayudar a los más jóvenes. Por algo duró tantos años en el beisbol”, apuntó Antonio Armas, uno de los instructores de bateo de los capitalinos en la actualidad.

“Nos enseñó mucha disciplina, que es primordial en este deporte”, agregó el de Puerto Píritu sobre González, un auténtico estandarte para Leones.

“Manuel González llegó al Caracas cuando yo ya estaba ahí”, recordó Víctor Davalillo, otra leyenda de la institución. “Era un hombre muy tranquilo, se la pasaba con un palillo en la boca y no hablaba mucho. Siempre le gustó ayudar a los peloteros jóvenes”.

Nunca lo enfrentó, o no lo recuerda como oponente, pero “Vitico” sabía del cartel que tenía Manuel González como lanzador. “Cuando lo ponían a pitchear siempre daba el cien por ciento, y como coach no tenía un "no" con los peloteros. Siempre le gustaba enseñar”, asegura.

Llegó al Caracas en 1962, y según Davalillo, él solo le dio un campeonato a los melenudos. “En Valencia lanzó un juego en el que apenas permitió dos hits y a la ofensiva hizo un ‘squeeze play’ con el que se embasó. Ganó ese juego pitcheando y bateando”, rememora.

El todavía rey del hit en la pelota de Venezuela espera poder despedirse de su excompañero y amigo antes de que este arribe a su última morada.

“Buscaré dónde lo vayan a enterrar para acercarme y darle el último aplauso que se merece antes que lo lleven a la tumba”, dijo “Vitico”. #Él dio todo lo que tenía al beisbol y todos los que amamos al deporte debemos reconocérselo”.

Homenaje en puertas. La desaparición física de Manuel González podría desencadenar en el homenaje de su vida como hombre del beisbol para la próxima temporada de la LVBP. “Me imagino que se le rendirá tributo. Desde ya es una posibilidad”, dijo el presidente del ente, Oscar Prieto Párraga, quien fue secundado por “Vitico” Davalillo. “Hubiese sido preferible que lo hubiesen homenajeado en vida para que lo pudiera disfrutar, pero la liga debería honrarlo como se merece, tal vez invitando a su familia a algún acto o que el próximo campeonato lleve su nombre”.