• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

"Ir al Mundial sería un gran giro"

El presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, Rafael Esquivel / Omar Veliz

El presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, Rafael Esquivel / Omar Veliz

Rafael Esquivel habla sobre la Vinotinto y las polémicas del fútbol nacional. El presidente de la FVF consideró el impacto que podría tener en el país la inédita clasificación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nunca el boleto a un Mundial había estado tan cerca a estas alturas en una eliminatoria. Por eso la expectativa en el país es inmensa y aún así, quizás todavía no se alcanza a comprender la magnitud del impacto que tendría tal hazaña.

Sin embargo, después de tantos años de sinsabores, el presidente de la FVF, Rafael Esquivel, sí puede imaginarlo. "Estamos a las puertas de poder clasificar, depende de nosotros llegar al Mundial 2014.

Sería el logro más importante de cualquier dirigente en todos los años que llevo en la FVF después de tanto tiempo en el que no contábamos para nada.

Ya no es así y por supuesto que también es un año significativo para mí y para la gente que ha estado conmigo durante tantos años", afirmó.

"Este país se va adaptando fácilmente a cada cosa que sucede, lo vimos con el crecimiento de la Vinotinto, empezamos a llenar los estadios. El fútbol profesional fue creciendo con sus clubes que son el tractor, el empuje del deporte en el país.

El venezolano siempre ha manifestado sus alegrías con devoción y lealtad. Si nosotros clasificamos al Mundial creo que va a ser un gran giro altamente positivo, pero no para generar trauma. Creo que sí estamos preparados y será un crecimiento satisfactorio, esperando que los clubes tengan también una plataforma definitiva para mantenerse en el tiempo", explicó.

Obligaciones y vivencias. La exigencia que puede sentir el seleccionador nacional César Farías y su cuerpo técnico también tiene que ver con el respaldo que pueda recibir de la FVF, algo que durante este ciclo que suma cinco años se ha incrementado.

"Clasificar al Mundial es nuestro reto y nuestra lucha de hoy y por eso estamos listos para darle todo a esta selección. Pero también con las otras categorías. Creíamos que se podía lograr con la Sub 20; lamentablemente no se dio, pero tampoco se puede poner una lápida sobre esa selección.

Se hizo un largo proceso de trabajo y ahora se verá el informe del técnico Marcos Mathías.

También está el apoyo para la preparación de la Sub 17 y el fútbol playa. Y es que en 2012 tuvimos que tomar decisiones significativas en el orden económico para poder tener la disposición de apoyar a todas las selecciones", resumió.

Para Esquivel, la exigencia y la presión son también parte de la emoción que vive. "Sufro muchísimo con cada partido. Aunque a veces no se nota, siempre viajo con el cuerpo técnico en las eliminatorias, estoy en el mismo hotel, muchas veces en el mismo piso del director técnico. Cuando hay otros dirigentes estoy con ellos y así le doy espacio también al grupo, pero igual los veo siempre en el camerino y luego subo al palco durante el partido. En los amistosos también intento estar y si no voy, está alguien de la federación".

En las concentraciones, su política es no interrumpir.

"Comparto un abrazo con los jugadores o el rezo antes de salir al estadio y después de llegar, ganando o perdiendo, tengo esa costumbre. Pero a los técnicos se les respeta su espacio, por eso doy pocas charlas, apenas cuando están distendidos. Pasó en Dallas y en Margarita. En el camerino a veces saludo o les doy una arenga, pero ninguna charla. Los técnicos se sienten fortalecidos con la presencia del presidente ahí, pero también se incomodan con eso cuando quieren hacer algún reclamo o hablar de su estrategia, y ese espacio hay que dejárselo".

En los partidos, a diferencia del resto del país, debe contener sus emociones en un palco: "Si ganamos, grito internamente. Si perdemos, lloro internamente. Soy pasivo".

Pero al igual que todos, tendrá que ligar en este año crucial: "Y espero que se dé ese logro tan importante".