• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Intensidad naval

Marinos prendió la moto / José Barrios Díaz

Marinos prendió la moto / José Barrios Díaz

Marinos tiene una gran ventaja (2-0) en la final de la LPB contra Cocodrilos gracias a su profundidad y oficio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Marinos de Anzoátegui supo batir a dos versiones del rival en el inicio de la final.Al Cocodrilos del primer partido y también al del segundo encuentro, lo que les da una gran ventaja para viajar a Caracas, donde jugarán a partir de mañana.

El conjunto capitalino modificó su esquema de un duelo para el otro y consiguió mejorar , tomando en cuenta que el primer desafío se fue por una sola vía, la naval, mientras que el segundo se definió a favor de Marinos a falta de 7 segundos por jugar, gracias a un triple de Leon Rodgers.

Néstor Salazar dejó en la reserva a Carl Elliot, después de que el importado cometió 6 pérdidas en el duelo de apertura de la final. Prefirió incluir a Ryan Forehan-Kelly y compartir la responsabilidad de la conducción entre el joven Yochuar Palacios y el lastimado Jesús Centeno.

Así, el equipo mostró más variantes en el ataque y cuidó más la pelota. Sin embargo, el oficio de Marinos se impuso otra vez y así lograron la séptima victoria consecutiva esta temporada contra los saurios.
“Se cumplió el objetivo había que ganar los dos para hacer el trabajo. Son dos derrotas y psicológicamente, ellos tienen que recomponerse”, dijo el técnico de Marinos, Henry Paruta.

Paruta ha tenido el gran acierto de utilizar a Dan Gadzuric como titular y el holandés ha respondido en la serie. En algunos juegos de la semifinal, el centro se quedó en la reserva pero el estratega le ha jugado a Cocodrilos con él y Robert Battle, lo que les ha dado presencia en los tableros, con 29 rebotes por juego contra 26 de los capitalinos.

Marinos también disfruta de una banca más profunda que la de Cocodrilos y la rotación naval ha sido más larga. Hombres como Raúl Orta, Ernesto Mijares, Miguel Marriaga y el propio Battle hacen que la segunda avanzada oriental sea un plus para descansar a los titulares.
 
El camino que queda. Ahora, ¿qué viene en Caracas? Cocodrilos tendrá que jugar con el agua al cuello y defender el factor sede. “Hicimos lo que debíamos, estamos 2-0 pero hay que continuar trabajando para ganar los dos juegos que faltan. Ellos tienen mucha presión, nosotros tenemos que ir con el mismo compromiso y hacer lo nuestro, ser agresivos”, explicó Rodgers, el héroe del segundo juego.
Los saurios necesitan de la contribución de Windi Graterol, que no ha sido un factor en la serie, y también de Luis Bethelmy, quien brilló en el primer desafío y no así en el segundo.

La serie se muda a la capital y Marinos sólo quiere jugar dos partidos que le permitan obtener su décimo título en la LPB. Sin embargo, ahí está Cocodrilos, que debe mostrar coraje y orgullo en sus encuentros como local.

Misión parar a Emmett

Henry Paruta ha scouteado a Andre Emmett desde la semifinal. En el primer encuentro logró parar al estadounidense de Cocodrilos en la primera mitad. Sin embargo, las diversas herramientas ofensivas del escolta han sido difíciles de detener para Marinos. En el segundo duelo anotó 35 puntos, 20 de ellos en el último cuarto, lo que se convirtió en un récord para finales de la LPB.

“Estuvo imparable”, admitió Paruta. “Emmett atacó todo el día y lo dejamos. No hemos querido hacerle doble marca, ese es el plan de Paruta”, explicó Rodgers.