• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Instalados

La selección nacional tenía estipulado trasladarse a Chile ayer en la mañana

La selección nacional tenía estipulado trasladarse a Chile ayer en la mañana

La selección venezolana llegó ayer al final de la tarde a Chile para concentrarse en el Monasterio Celeste sede del O’Higgins de Rancagua, en su última fase de la preparación para la Copa América

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Argentina tuvo ayer una jornada inusual. Un paro general de transporte detuvo prácticamente toda la actividad comercial, lo que provocó que Napoleón Centeno, coordinador de logística de la selección nacional, volviera a utilizar sus ya conocidas habilidades para intentar que el plan de la Vinotinto no se trastocara.

La selección nacional tenía estipulado trasladarse a Chile ayer en la mañana, pero, la huelga general cambió ligeramente los planes. “En el aeropuerto le dije a modo de broma a los controladores aéreos, que su paro iba a sentirse hasta en Chile”, comentó Centeno desde Mendoza, horas antes de que se iniciara el desplazamiento de la selección nacional a suelo austral.

“Tuvimos que hacer el viaje en dos tandas. En la primera ronda se fueron la nutricionista, Mariana Iglesias, y Luis “Pájaro” Vera, el primer asistente técnico. Chita, quien no pierde tiempo con nada, ordenó inmediatamente que la selección se fuera a la cancha a entrenar, acá no hay espacio para distraerse”, aseguró el coordinador.

Después de la sesión de trabajo de la Vinotinto, el grupo recogió sus pertenencias y dejaron el hotel Bonarda en Mendoza cerca de las 2:00pm, hora local (mediodía venezolano), para iniciar su travesía que los llevó hasta Santiago de Chile en un vuelo de Lan, pautado para salir a las 5:30pm.

“Vamos con mucho ánimo. El grupo está muy bien. Es como una familia, que además está preparada para llegar lo más lejos posible en el torneo”, confesó “Napo”, en medio de las últimas carreras antes de emprender el viaje junto a la delegación venezolana.


Cómodos. Al llegar a Santiago, Venezuela se desplazaría en un bus de la organización del torneo en un viaje de hora y media hasta Requinoa, a 25 kilómetros de Rancagua, donde se encuentra el Monasterio Celeste, casa de entrenamiento del club O’Higgins, que será el bunker de la Vinotinto en Chile.

“Vamos a un lugar pacifico. Eso marca una enorme diferencia con las concentraciones anteriores en las que me ha tocado estar”, recordó Centeno. “En Lima, en 2004, nos hospedamos en un hotel en medio de la ciudad, y teníamos fanáticos, prensa, todo eso siempre en el lobby. En Rancagua no será así”, aseguró.

“Además de la tranquilidad se valora mucho lo que nos ofrece el club. Tenemos siete canchas de fútbol, otra de baloncesto, unas de tenis, piscina, gimnasio, sala de recreación… Todo lo necesario. Este centro es tan bueno, que Jorge Sampaoli lo quería para Chile, afortunadamente le picamos adelante”, destacó el coordinador logístico de la Vinotinto entre risas.

En el seno de la selección nacional hay confianza en las posibilidades del combinado patrio. “Cuando tu sales de casa, lo haces pensando siempre en que vas a cumplir con tu deber. Nosotros tenemos toda la logística lista para estar ir hasta los cuartos de final, y más allá”, remató Centeno.


Itinerario Vinotinto

Hoy en la mañana la selección tendrá descanso, y esta tarde realizará su primera sesión de entrenamientos en suelo austral. Noel Sanvicente decidió dar la jornada libre hoy en la mañana para compensar el entrenamiento “sorpresa” de ayer.

Luego, la Vinotinto trabajará a doble turno hasta el sábado en la tarde, cuando ya concentrará para el partido que disputará el domingo contra Colombia en Rancagua.

Luego viajarán a Valparaíso el martes 16 para jugar contra Perú el 18, y el 20 en la noche dormirán en Santiago para jugar el 21 contra Brasil. Desde ese día se quedarán concentrados en la capital de Chile hasta saber a donde se mudarán para jugar los cuartos de final.