• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

0-2. Holanda venció a China sin problemas

Los "oranje", entrenados por Louis Van Gaal se impusieron al conjunto oriental sin despeinarse

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La selección de Holanda, con un Arjen Robben que sigue en estado de gracia, ganó con comodidad y perdonó una goleada a la débil China dirigida por el español José Antonio Camacho, que jugó con 10 durante casi todo el encuentro y sólo disparó a la puerta de los subcampeones del mundo en una ocasión.

Los "oranje", entrenados por Louis Van Gaal, querían un tiempo caluroso y húmedo, similar al que esperan encontrarse dentro de un año en el Mundial de Brasil, para irse adaptando al clima tropical, pero en lugar de eso se encontraron con una noche fría y un campo mojado por la lluvia que, en todo caso, les sirvió muy bien para encadenar un juego rápido y eficaz.

China empezó el partido con brío, robando balones en campo holandés, pero todo fue un espejismo, porque en el minuto 10, en la primera jugada de peligro holandesa, un derribo de Zhang Linpeng a Robben otorgaba un penalti para los europeos que Robin van Persie convirtió en gol.

Tres minutos después, China confirmaba su rendición al quedarse con uno menos, por la expulsión de su centrocampista Qin Sheng por una fuerte entrada a un jugador rival.

El resto del partido se vio afectado por esas dos acciones, y quedó la duda de si la China de Camacho hubiera sido capaz de hacer frente a Holanda en igualdad numérica. Con diez, en cambio, los europeos jugaron siempre varios escalones por encima de los chinos, aunque no supieron coronarlo con una goleada.

Robben por la banda izquierda y Lens en la derecha, ayudados por los rápidos pases desde atrás de jugadores como Nelom o Jonathan de Guzman, pusieron en serios aprietos a la defensa china, pero faltó puntería final.

El héroe de la reciente final de la 'Champions' incluso tuvo uno de sus ya famosos fallos en solitario ante el portero, aunque en todo caso fue el jugador más activo de Holanda, sobre todo en la primera parte, y jugó un importante papel en los dos goles.

En la segunda mitad, Van Gaal hizo saltar al campo a Wesley Sneijder, para gran alegría de los aficionados chinos, y el cambio permitió que Holanda se oxigenara y aumentara aún más la velocidad de sus ataques, aunque la mala puntería de Van Persie y la falta de suerte mantuvieron inmóvil el marcador en los primeros compases.

Al menos hasta el minuto 65, cuando Robben, una vez más, lideró un ataque y dio un pase al área a Sneijder, quien de espaldas a la portería se sacó de la manga un gol de tacón que celebraron, resignados, los aficionados chinos.

El partido era el primero que la selección china jugaba en Pekín en más de nueve años (desde su amarga derrota en la Final de la Copa de Asia, en el mismo Estadio de los Trabajadores), y terminó con el mismo marcador que el anterior amistoso que chinos y holandeses habían disputado, en 1996, en aquella ocasión en los Países Bajos.

- Ficha del partido:

0. China: Zeng Cheng; Sun Xiang (m.58, Zheng Zheng), Feng Xiaoting, Li Xuepeng (m.71, Zhou Yun), Zhang Linpeng; Yu Hai (m.83, Lang Zheng), Zheng Zhi (m.58, Yu Hanchao), Sun Ke (m.86, Wu Lei), Qin Sheng, Zhao Xuri; Gao Lin (m.71, Yu Dabao).

2. Holanda: Vorm; Nelom (m.46, Pieters), Vlaar, Heitinga, Tiendalli (m.46, Janmaat); Toornstra (m.46, Snejder), Siem de Jong (m.70, Kuyt), De Guzmán; Lens (m.70, Schaken), Van Persie, Robben.

Goles: 0-1, m.11: Van Persie, de penalti. 0-2, m.65: Snejder.

Árbitro: Chris Beath (Australia). Mostró tarjeta amarilla a Zhang Linpeng (m.10) y Li Xuepeng (m.27), y tarjeta roja a Qin Sheng (m.13)

Incidencias: Partido amistoso disputado en el Estadio de los Trabajadores de Pekín ante unos 40.000 espectadores.