• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Holanda no creyó en Dos Santos

Sneijder abraza a Robben tras el gol del empate. Luego celebrarían el triunfo | Foto EFE

Sneijder abraza a Robben tras el gol del empate. Luego celebrarían el triunfo | Foto EFE

México se encomendó a Giovani Dos Santos y al arquero Memo Ochoa, pero Sneijder y Robben, este último con dudoso penal cobrado por Huntelaar, acabaron con su aspiración de pasar a los cuartos de final 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

México tuvo en sus manos la posibilidad de cambiar su historia reciente. Pudo revertir ese pasado de siete Mundiales seguidos sin jugar unos cuartos de final. Desde el torneo que organizaron en 1986, los verdes no entran a la ronda destinada para las ocho mejores selecciones del planeta. Pero ayer en Fortaleza, Holanda los dejó con las ganas a última hora.

El conjunto de Miguel Herrera no tuvo la entereza mental para sostener un 1-0 que les favorecía y a los 88 minutos recibieron un mazazo anímico que no pudieron controlar.

Wesley Sneijder aprovechó un pase de Dirk Kuyt de cabeza después de un tiro de esquina y fusiló a Guillemo Ochoa desde el borde del área para empatar, en ese instante, un duelo en el que los naranjas habían atosigado a la escuadra latinoamericana durante el segundo tiempo con una andanada ofensiva incesante, pero que esta había sabido aguantar.

De nada sirvió el gol de Giovani Dos Santos a los 48 minutos del partido, tampoco tres providenciales atajadas de Memo Ochoa, quien a pesar de ser fulminado por Sneijder y de recibir el gol de penal de Klas Jaan Huntelaar para el 2-1 definitivo a los 93 minutos del partido, se despidió como el mejor portero del Mundial.

Tampoco sirvió el inteligente planteamiento de Herrera, quien supo contener a los holandeses cuando le tocó defenderse, y luego tuvo la maña suficiente para atacar a los naranjas y hacerlos sufrir durante buena parte del partido.

De hecho, fueron más las intervenciones de Jasper Cillensen, guardameta holandés, durante el primer tiempo del partido, que las del arquero mexicano. Miguel Layún, Andrés Guardado, Oribe Peralta y Dos Santos se encargaron de enredar el partido arriba para los europeos, que al mismo tiempo no tenían espacios para hacer lo que los convirtió en el rival más peligroso del torneo: atacar y aprovechar la velocidad de Arjen Robben.

No obstante, después del gol de Dos Santos a los 48 minutos del compromiso, el estratega holandés sacudió a su equipo y lo hizo despertar. Metió en la cancha a Memphis Depay, quien ayudó a abrir espacios por la banda izquierda, y con Robben apostado en la derecha comenzó la andanada holandesa que no se detuvo después del tanto de Sneijder.

Robben, quien vive un Mundial espectacular, tomó un balón a los 92 minutos, ingresó en el área y dribló a Rafael Márquez, quien, a pesar de que tuvo un torneo increíble y había jugado un partidazo ayer, cometió un dudoso penal sobre el ariete naranja.

Huntelaar colocó el gol del desconsuelo para México. Ni las predicciones del Brujo Mayor les ayudaron. Su esfuerzo, generoso, se quedó en octavos. Holanda los hizo beber un trago de la naranja más amarga que existe, la de la remontada sobre la hora.


Ficha técnica
Holanda (2): Cillessen, Verhagen (Depay, 56'), Vlaar, De Virj, Blind, De Jong (Martins Indi, 8'), Kuyt, Wijnaldum, Sneijder, Robben, Van Persie (Huntelaar, 75’). DT: Louis van Gaal.

México (1): Ochoa, Márquez, Rodríguez, Moreno; Aguilar, Layún; Salcido, Herrera, Guardado; Dos Santos (Aquino, 61'), Peralta. DT: Miguel Herrera. 

Goles: 1-0, Dos Santos, 48'. 1-1, Sneijder, 88'. 2-1, Huntelaar, 90+3'.

Árbitro: Pedro Proença (Portugal).

Amonestados: Aguilar, Márquez, Guardado.

Estadio: Castelao (Fortaleza, Brasil).