• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Historias de peso

Pablo Sandoval se reportará a un nuevo equipo, con el mejor contrato entre los agentes libres venezolanos | Foto AP

Foto AP

Los venezolanos Pablo Sandoval y Jesús Montero generan comentarios en este inicio de la primavera por sus condiciones físicas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pablo Sandoval y Jesús Montero han sido noticias en el inicio del spring training por una misma razón: sus pesos corporales.

Una foto de Sandoval en el primer día de entrenamiento en el complejo de primaveral de los Medias Rojas, ubicado en Florida, comenzó a circular por las redes sociales y por los principales diarios de Boston, generando comentarios que ponían en tela de juicio la condición física de la nueva adquisición de los patirrojos. Montero, en cambio, fue elogiado en su primera aparición en el búnker de los Marineros de Seattle, en Arizona, al mostrarse con unos cuantos kilos menos.

Montero confesó ayer ante los periodistas que cubren a los navieros que perdió alrededor de 40 libras (18 kilogramos) y confesó que "algunos de mis compañeros al verme por primera vez dijeron "wow ¿quién eres?"".

Montero está enfocado en recuperar un puesto en el equipo grande, luego de vivir un 2014 para el olvido. Recuérdese que el otrora prospecto terminó la temporada suspendido al protagonizar un altercado con un scout de la organización durante un juego de ligas menores. "Aprendí de ese episodio. Ahí fue cuando le di una vuelta a la página", prosiguió.

"Me di cuenta que debía ayudarme a mí mismo para ser mejor y representar a esta organización. Estoy aquí para hacer lo que los Marineros quieres que haga. Si quieren que yo sea llegue a las 200 libras (90 kilos), voy estar en las 200 libras".

En la oficina de Seattle celebran la actitud de Montero en la naciente pretemporada, etapa que debe aprovechar para terminar el proceso de adaptación a la primera base y demostrar que sus virtudes ofensivas siguen intactas. "Estoy orgulloso de él", dijo el gerente general Jack Zduriencik.

 

Sin cuidado. Sandoval trata de no perder el foco en lo que representa su primera primavera con un uniforme diferente al de los Gigantes de San Francisco. "Que hablen. Yo demostraré lo que soy", le dijo a la periodista Marly Rivera, de ESPN.

Para el nativo de Puerto Cabello el tema de su peso es una cruz que ha cargado desde que llegó a las mayores. Tal como lo hizo para la pasada campaña, el antesalista estuvo trabajando con su hermano Michael y su preparador físico Rafael Álvarez durante el invierno.

En esta ocasión el objetivo es cumplir las expectativas que se generaron luego de que Boston le diera un contrato de cinco años por casi 100 millones de dólares. "Ha estado entrenando muy duro", aseguró  Michael en una entrevista publicada en el portal www.weei.com. "No sé por qué mucha gente dice que se ve gordo. Cada vez que leo esas cosas, me río. Él está listo para batallar", agregó el ex pelotero.

"Ahora mismo Pablo está en un 87 por ciento de sus condiciones. El 100 por ciento llegará con su trabajo en los entrenamientos de primavera", puntualizó Álvarez, que también trabajó durante 12 años con Bob Abreu.

Sandoval no tuvo la mejor bienvenida; sin embargo, el toletero ambidextro sonríe, bromea con sus compañeros y los Medias Rojas no muestran nerviosismo. El criollo, ayer, se retrató con algunos compañeros en el clubhouse, echando la cadera hacia adelante y en pose de perfil, para verse más barrigones. Hanley Ramírez, uno de los sonreídos modelos, colgó la foto en Twitter y creó la etiqueta #PandaPose.