• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Hingis se llevó dos trofeos en Nueva York

Martina Hingis (izquierda) ganó ayer en compañía de Sania Mirza/ Foto: EFE

Martina Hingis (izquierda) ganó ayer en compañía de Sania Mirza/ Foto: EFE

La suiza volvió a ganar la competencia de duplas de mujeres en el Abierto de Estados Unidos después de 17 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Martina Hingis obtuvo ayer su título 11 de dobles femenino en los Grand Slams y su segundo en el Abierto de Estados Unidos.

La suiza, que en 2013 fue exaltada al Salón de la Fama del Tenis, hizo dupla con la india Sania Mirza para vencer 6-3, 6-3 a la australiana Casey Dellacqua y a la kazaja Yaroslava Shvedova en la final del US Open.

Con 34 años de edad, Hingis añadió otro título a su palmarés, luego que hace 18 años se consagró en dobles en el Abierto de Australia, y 17 años después de haber ganado su otro título de dobles en Flushing Meadows.

Cuando le pidieron comparar su juego cuando ganó el US Open junto a Jana Novotna en 1998, Hingis indicó: “Es distinto. Trato de sacarle el máximo a mi potencial. Creo que ahora tengo una mejor volea. No me debo preocupar por el juego desde el fondo, ahí tengo a Sania”.

Hingis también ganó el título de dobles mixtos en el Abierto, en pareja con el indio Leander Paes.

Hingis y Mirza comenzaron a jugar juntas en marzo. Este es su segundo trofeo de Slam, luego de ganar el de Wimbledon en julio.

Hingis fue número uno del mundo y atrapó cinco títulos de Grand Slam en sencillos en los 90, antes de retirarse en 2002 debido a lesiones. Regresó al circuito en 2006 y volvió a retirarse en 2007 cuando recibió una suspensión de dos años tras dar positivo por cocaína en Wimbledon. Negó haber consumido la droga, pero no apeló el castigo.

Regresó al circuito como entrenadora y sigue jugando, quizás con el objetivo de competir en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

La lluvia aplazó inicio de la final

El comienzo de la final entre el serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer tuvo que aplazarse por culpa de la lluvia. El agua comenzó a caer sobre la pista central apenas cinco minutos antes de la hora de comienzo del partido. Las precipitaciones se hicieron presentes en más de una jornada del torneo y estuvieron muy cerca de afectar a la final femenina.