• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Hinchas de Corinthians pasarán 15 días presos en Bolivia

El grupo estaba detenido desde febrero, cuando Kevin Espada, de 14 años, murió tras ser alcanzado por una bengala lanzada por la hinchada del Corinthians

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un juez boliviano decidió este miércoles la liberación de los cinco simpatizantes de Corinthians que estaban presos en la ciudad boliviana de Oruro acusados de participar en la muerte del joven Kevin Espada, en un partido de Copa Libertadores, aunque todavía deberán pasar al menos 15 días detenidos según informaciones dadas a Reuters por fuentes judiciales bolivianas.

Eso se produce porque se debe respetar un plazo de 5 días para contestar a la sentencia judicial, según dijeron las fuentes a Reuters, y tras ese periodo transcurrirán 10 días para una manifestación de los abogados.

Más temprano, Gaviões da Fiel, el grupo que aglutina a los hinchas del club del fútbol brasileño, informó la liberación de los cinco hinchas, lo que fue negado por Corinthians horas después.

"Hoy (...) tenemos una victoria de nuestros hermanos que conquistaron su libertad y estarán de regreso", dijo Gaviões en su cuenta oficial de Twitter.

En su sitio oficial, el grupo de seguidores del club dijo que los hinchas deberían abandonar el presidio en la ciudad de Oruro este miércoles y que "pronto" estarían en territorio brasileño.

Por su parte, Corinthians negó en una nota del sitio oficial del club la información dada por la organización de hinchas.

"Dadas las noticias de las últimas horas, el Sport Club Corinthians Paulista se ve en la obligación de esclarecer al público que los cinco presos de Oruro no fueron liberados, por ahora", dijo el club.

El grupo estaba detenido desde febrero, cuando Kevin Espada, de 14 años, murió tras ser alcanzado por una bengala lanzada por la hinchada del Corinthians durante un partido contra San José de Oruro por la primera fase de la Copa Libertadores.

En ese momento, la policía detuvo a 12 hinchas brasileños y siete fueron liberados a comienzos de junio. Tras el arresto, un adolescente se inculpó, ya en suelo brasileño, de haber disparado la bengala que causó la muerte del joven boliviano.

El episodio generó tensión en las relaciones entre Brasil y Bolivia, y la presidenta Dilma Rousseff llegó a tratar el asunto directamente con su homólogo boliviano, Evo Morales.

El ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Antonio Patriota, ya había informado que el grupo sería liberado en las próximas horas y que el Gobierno tomaría las medidas necesarias para que los hinchas regresaran al país lo más rápido posible.

"De hecho, tenemos una expectativa de un desenlace positivo, la liberación en las próximas horas, y serán tomadas todas las medidas logísticas para que esos ciudadanos brasileños puedan regresar a Brasil en el plazo más corto posible", dijo el canciller a periodistas.