• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Hernán Pérez sabe que debe trabajar más para estar en la gran carpa

El campocorto de los Leones del Caracas desea mejorar la ofensiva en la pelota invernal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hernán Pérez lo tiene claro. Sabe que su promoción a grandes ligas fue una cuestión circunstancial y fugaz, y aunque la saboreó al máximo, está consciente de que ahora es cuándo hay que trabajar y seguir evolucionando como pelotero.


Este año en ligas menores le puso broche de oro con un campeonato en clase A fuerte.


“Creo que tuve muchos altibajos a la ofensiva, pero ha sido un buen año”, resume por teléfono desde Estados Unidos, un día después de coronarse con el Lakeland Flying Tigers, filial de los Tigres de Detroit, equipo con el cual debutó este año en la gran carpa.


 “A la defensiva fui uno de los mejores en segunda base y nos fajamos para ganar ese título”.


La conquista se traduce en el primer cetro para el Lakeland en la Florida State League desde 1992. “Fue dura la postemporada. Tuvimos que venir de atrás en varios juegos”.


Pérez fue determinante en una final que se definió en un quinto y decisivo careo. En el segundo desafío quebró un empate con un triple en el inning 15 y en el último compromiso, anotó la primera carrera en la victoria por 2-0. “Bateé ese triple en el segundo juego porque ya estaba cansado de jugar (risas)”, bromeó el nacido en Villa de Cura, estado Aragua. “En el último juego, apenas me embasé sabía que tenía que anotar la carrera. Era clave para el título”.


Esa mentalidad ganadora que espera que sea su motor con los melenudos en Venezuela, sin olvidar lo que aprendió en el breve paseo que tuvo por el big show.


“Estuve poco tiempo en grandes ligas pero aprendí muchísimo”, recordó. “Peloteros como Miguel Cabrera, Octavio Dotel, están desde muy temprano en el estadio siempre enfocados en su trabajo. En las mayores están pendientes hasta de cómo vestirse. Son pequeñas cosas, pero importantes para ser un profesional completo”.


En total, en 124 cotejos en clase A fuerte, su promedio fue .261, con 11 dobles, 4 triples y 5 cuadrangulares. La postemporada la terminó en buen ritmo, al conectar al menos un hit en sus últimos siete compromisos. Mientras que en sus cortas pasantías con el equipo grande, sólo apareció en dos juegos, entró en ambos como suplente y conectó un indiscutible en dos visitas al cajón de bateo.