• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Héctor Rondón víctima de la superioridad de los Cachorros de Chicago

El mirandino cree que ganó mucha madurez mental luego de salvar 30 partidos la temporada pasada / AFP

El mirandino cree que ganó mucha madurez mental luego de salvar 30 partidos la temporada pasada / AFP

El taponero tiene poco más de un puñado de rescates en la temporada debido a la apabullante ofensiva de los oseznos. En sus primeros 11.1 innings no dio boletos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Se ven rayos y se escuchan truenos en la Ciudad de los Vientos. Hay presagios prematuros que anuncian que la sequía que sufren los Cachorros de Chicago, desde el 14 de octubre de 1908, podría terminar. Si no, el agudo agostamiento cumplirá 108 años. 

Pero los augurios no son vagos, ni carecen de profundidad. Son los oseznos el mejor conjunto de la actualidad, es algo notorio que va más allá de las 23 victorias en 29 juegos con las que amanecieron ayer. El equipo había anotado 180 carreras y apenas permitido 79, tras la jornada sabatina. Ninguna otra novena en Grandes Ligas tiene un registro de anotaciones tan positivo. 

La capacidad úrsida de apabullar a los rivales, le ha quitado oportunidades de rescates a Héctor Rondón, cerrador estelar, que saltó a la acción dominical con solo seis salvamentos. No se le puede reprochar nada al mirandino. Ha sido dominante, tanto que en sus primeros 11.1 innings solo ha permitido una carrera y cuatro hits, ni siquiera ha otorgado su primer boleto de la campaña y la sexteta de salvados la consiguió en la misma cantidad de chances. 

De sus primeras 23 victorias, los Cachorros ganaron 16 por más de tres carreras y solo tuvieron ocho oportunidades para salvar, una cifra que apenas supera a los Yanquis de Nueva York (7), los peores en tal departamento. Es por eso que Rondón está lejos de estar entre los taponeros con mayor cantidad de rescates en la campaña. 

El año pasado, el apagafuegos de 28 años, logró 30 salvados y su efectividad fue de 1.67. Esa experiencia parece haberle dado la madurez final para transformarse en uno de los cerradores más dominantes del beisbol.

“Cuando comenzó la temporada traté de ser el mismo tipo del año anterior”, le declaró Rondón al portal TodaysKnuckleball. “Pero mi mentalidad es un poco diferente ahora, porque aprendí tanto que me siento mucho más cómodo cuando lanzo”.

Ese confort que encuentra en la soledad de la lomita durante los innings postreros, ha contribuido para no aumentar la efectividad colectiva de los Cachorros (2.53) la mejor de las mayores.

Rondón es un caso que poco se ve en el beisbol, pues desde que llegó a la camada osezna, en 2013, jamás ha jugado para ninguna de sus filiales menores. Dio el gran salto a las Grandes Ligas después de lanzar con Leones del Caracas, su organización en Venezuela, en 2012. Fue su desquite con la mala fortuna que habita en los diamantes, ya que dos años antes sufrió problemas en el codo que le quitaron su estatus de prospecto en las granjas de los Indios de Cleveland.

Mientras tanto, seguirá trabajando con normalidad, aunque la pizarra le imposibilite alcanzar rescates, el máximo tesoro de los cerradores. “Creo que cuando Héctor realiza más y más pitcheos, lanza mucho mejor”, le dijo Joe Maddon, manager de la divisa, a CSN Chicago. “Tal vez tenerlo sin actividad tres días cuando mucho, porque necesita esa sensación de juego constante”.

Brazo potente y educado
El extremo control es una de las habilidades más desarrolladas en Héctor Rondón, algo preciado para un apagafuegos que no puede darse el lujo de regalar bases. De acuerdo con el portal fangraphs, el derecho tiene un porcentaje de 76,3%, cuando se trata de colocar el primer pitcheo en strike, cifra mucho mejor que el 63,7% que exhibió el año pasado, cuando 1.9 boletos por cada nueve innings.