• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Hace 40 años Johnny Cecotto revolucionó el motociclismo mundial

El piloto venezolano dejó números interesantes en las pistas/ Cortesía

El piloto venezolano dejó números interesantes en las pistas/ Cortesía

Mañana se cumplen cuatro décadas del debut del caraqueño Johnny Cecotto en los campeonatos mundiales de motociclismo. Su doble victoria en las categorías 250cc y 350cc en el Gran Premio de Francia celebrado en el circuito Paul Ricard se convirtieron en una gesta única e irrepetible en los más de 60 años de esta disciplina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En 1975 Johnny Cecotto era un completo desconocido en Europa y nadie habría podido anticipar semejante actuación, con su estreno que nunca pudo ser igualado. Tendrían que pasar varios lustros para que algunas de sus marcas de precocidad fueran superadas por la nueva generación de pilotos.

Al manillar de sendas Yamaha bicilíndricas modelo TZ trabajadas por un reducido grupo artesanos de la velocidad de origen italiano que convirtieron a Venezuela como su segunda patria, Cecotto y el team Venemotos lograron quebrar un dominio que europeos, africanos de origen británico y oceánicos ejercieron durante casi tres décadas.

Andrea Ippolito, ex corredor, presidente de la Federación Motociclista Venezolana e importador de la firma Yamaha, impulsó y financió toda la operación que se construyó alrededor de la figura de Johnny Cecotto, una apuesta arriesgada que no tardaría en brindar enormes satisfacciones.

En aquella primera expedición se juntaron los conocimientos técnicos de Angelo Frontierri e Italo Cichetti en la preparación de los potentes pero frágiles motores de dos tiempos, equipo que luego contaría con el apoyo de Ferrucio Dalle Fusine y Alberto “Cataco” Rodríguez. 

El circuito francés de Paul Ricard, también conocido como Le Castellet, enclavado cerca del Mediterráneo, era considerado el más moderno y seguro del Viejo Continente, calendario en el que se mezclaban trazados como Imatra, Brno, Salzburgring o Spafarcorchamps que harían temblar de terror a los corredores del presente.

La clase 350cc contaba con los mejores centauros que participaban tanto en esa cilindrada como en la división reina del medio litro, las favoritas del campeonísimo Giácomo Agostini, amo absoluto en las categorías superiores del denominado Continental Circus.

Catorce coronas alcanzadas tanto en 350cc como en 500cc convertían a Agostini, de 33 años de edad, en el mayor ganador de todos los tiempos, una marca que hasta la fecha ha perdurado. Épicos fueron los duelos que mantuvo con leyendas como los británicos Mike Hailwood y Phil Read, y también se habló mucho de la fortuna que lo acompañaba, porque muchos de los que estaban a punto de destronarlo sufrían graves accidentes o peor aún, encontraban la muerte.


Salvo contadas excepciones, entonces se corría en unos escenarios irreales si los comparamos con los modernos patrones de seguridad, trazados en los que era común tropezar con defensas muy cercanas a la pista, barreras metálicas sin protección, muros, árboles y hasta líneas ferroviarias.


Venezuela debuta en el Moto Mundial

El primer aviso de Johnny Cecotto lo dio durante las clasificaciones oficiales a la pista de Le Castellet de 5810 metros, trazado en el que estuvo vinculado otro venezolano, el matador César Girón, quien se casó con la hija del acaudalado empresario galo Paul Ricard.

Cecotto, identificado con el número 19 con dígitos blancos sobre fondo verde, consigue el segundo tiempo en la formación de largada del cuarto de litro detrás del piloto oficial de Yamaha, el japonés Ikujiro Takai, primera fila que completaron el local Patrick Pons y el campeón mundial italiano Walter Villa. En 350cc, el venezolano emplea el número 12 (dígitos blancos sobre fondo azul) y se adjudica la pole position, tras aventajar al nipón Hideo Kanaya, al italiano Giácomo Agostini y al británico Mike Doods.

Tanto la prueba de 250cc como la de 350cc cuentan con un recorrido de 22 vueltas, escenario famoso por su larga recta de casi 2 kilómetros de extensión, además de los fuertes vientos conocidos como Mistral. 

En el cuarto de litro, Cecotto partió a la zaga de Takai, quien buscó desembarazarse sin éxito del desconocido con el casco blanco con dos franjas rojas. Johnny estudió a su rival y fue en la última vuelta, a menos de 500 metros de la bandera a cuadros, cuando el venezolano hizo su jugada magistral y le ganó la frenada al nipón en la curva L’Epingle, dejándolo sin posibilidad de reaccionar. Cecotto cubría la distancia en 51 minutos, 7 segundos y 1 décima y se apuntó además el récord de vuelta en 2 minutos con 18 segundos a un promedio de 151 kms/h, ello le permitía batir por más de 3 segundos la marca que tenía Jarno Saarinen en 1973. El podio lo completó el galo Michel Rougerie, en una Harley Davidson a casi un minuto y medio del ganador.

El triunfo también permitía a Cecotto convertirse en el corredor más joven en llevarse la bandera a cuadros, rompiendo la marca que desde 1959 tenía el legendario Mike “The Bike” Hailwood. Pero el show del venezolano apenas comenzaba y faltaba la prueba en los 350cc donde se mediría a Giácomo Agostini.