• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Guerra fría en Nueva York

Rodríguez ha evitado el conflicto con la gerencia y se ha enfocado en lo que puede controlar | Foto AP

Rodríguez ha evitado el conflicto con la gerencia y se ha enfocado en lo que puede controlar | Foto AP

El ascenso de A-Rod al cuarto puesto entre los mayores jonrones de la historia no tuvo una celebración oficial por parte de los Yanquis

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ni el 660 ni el 661. Alex Rodríguez se estableció como el cuarto mayor jonronero de las Grandes Ligas, dejando atrás al legendario Willie  Mays, y la celebración se limitó a las felicitaciones de sus compañeros de los Yanquis de Nueva York y a los aplausos de los aficionados que asistieron al Yankee Stadium.

La organización no preparó nada especial. Un anuncio en la pizarra mientras “A-Rod” recorría las bases, fue el detalle que salió de las oficinas hacia el jugador mejor pagado de la nómina.

“Estaba algo confundido. Definitivamente quería detener el juego para dar las gracias. Por supuesto se lo dije al manager Joe Girardi pero él me dijo que no. Que saliera para recibir la ovación y regresara al juego”, dijo Rodríguez en una entrevista con ESPN tras el encuentro con los Orioles de Baltimore.

El próximo objetivo de Rodríguez es nada menos que Babe Ruth, quien tiene 714 cuadrangulares. El ascenso de la estrella neoyorquina en la élite de los cañoneros ha dejado en evidencia el deterioro de su relación con los Mulos del Bronx, que no están dispuestos a pagar los bonos por jonrones históricos que establece el contrato que firmó Rodríguez antes de la temporada del 2008.

Rodríguez ha evitado el conflicto con la gerencia y se ha enfocado en lo que puede controlar: su actuación dentro del diamante. En ese sentido, Alex va ganando.

Sin incluir la jornada de ayer, el otrora antesalista tenía siete jonrones, seis dobles y 18 remolcadas en 27 encuentros. Su aporte ha sido una de las por las que Nueva York lucha desde la cima de la División Este de la Liga Americana contra todo pronóstico.

“Hace un año no pensaba que viviría esto. En estar en la alineación pegando jonrones y ayudando al equipo a buscar las victorias”, dijo “A-Rod”.

Rodríguez se perdió todo el 2014 al ser suspendido por violar el programa antidopaje de las Grandes Ligas. Antes de esto, el bateador derecho venía en declive.

Sin embargo, el toletero parece haber encontrado nuevamente la fórmula del éxito y a sus 39 años de edad, cumple los 40 el 27 de julio, vuelve a disfrutar dentro de un terreno de beisbol.