• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Gregor Blanco quiere tomar unos turnos en enero

Gregor Blanco con los Gigantes de San Francisco | Foto: AP

Gregor Blanco | Foto: AP

El jardinero espera convencer a los Gigantes de San Francisco para que lo dejen actuar en un eventual round robin con La Guaira

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para ningún pelotero venezolano debe ser fácil perderse la actividad de la LVBP con su equipo de siempre por el simple hecho de pensar en su futuro. Es una decisión complicada de tomar.

Gregor Blanco ya tiene dos temporadas consecutivas sin presentarse a jugar con los Tiburones de La Guaira, pero en ambas campañas ha estado pendiente de los escualos y los ha visitado en el dugout de la derecha del Universitario en varias oportunidades.

El lunes fue una de esas visitas. “No es fácil estar aquí y no poder ayudar al equipo”, soltó de buenas a primeras el jardinero central, que respondió a las inquietudes de saber si este año planea uniformarse en una eventual semifinal.

“Yo lo he pensado bastante y no sería mala idea, pero es cuestión de hablarlo con los Gigantes (de San Francisco). Ellos quieres que descanse más”, dijo el patrullero, que hoy está cumpliendo 31 años de edad. “De todas maneras quiero plantearle la situación, porque sería llegar al campo primaveral con algunos turnos”.

El caraqueño se siente a tono para comenzar cuanto antes, siempre y cuando reciba el permiso. “Estoy al 100 por ciento a pesar de que no enfrento a lanzadores desde hace más de un mes (28 de octubre, día del último juego de la Serie Mundial)”, continuó el zurdo, quien ha estado practicando desde hace semanas.

“Los Gigantes me dijeron que debía empezar a entrenar en enero, pero yo les respondí que debo mantenerme en forma y buscar de llegar de la mejor manera posible al spring training”, explicó alguien que desea repetir título en la LVBP, luego del conseguido con el uniforme de Leones del Caracas en la 2009-2010, pero esta vez con la franquicia que lo vio nacer.

“Me siento bien, y si fuera por mí saldría al terreno para poner mi granito, pero uno a veces debe ser inteligente”, prosiguió el “Tiburón Blanco”, muy pendiente de su futuro y el de los suyos. “Hay que tener un poquito de paciencia y sacrificar un poco para continuar por el camino en el que uno está y así darle seguridad a mi familia”.

Ese futuro pasa por consolidarse aún más en las Grandes Ligas, su prioridad para 2015.