• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

González: “A la afición del Caracas le ofrezco disculpas”

“Chamagol” tiene tres partidos sin ser convocado con el Caracas / AFP

Es la primera vez en su carrera que “Chamagol” se va de un equipo sin anotar un gol / AFP

El atacante aseguró que se va muy triste por no haber podido anotar en Venezuela. Su salida lo tomó por sorpresa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La mañana de ayer se presagiaba como una más para Sebastián González. Llegó a Cocodrilos Sports Park a entrenar, y cuando conversó con el cuerpo técnico del equipo se encontró con la noticia. No contaba más para Ceferino Bencomo y en ese momento decidieron, de mutuo acuerdo, prescindir de sus servicios.

“Siempre fui profesional, y fui el primer interesado en revertir la mala situación que estaba pasando. Sé que se me trajo para hacer goles y que no cumplí con mi parte; pero no puedo negar que la decisión me tomó por sorpresa, porque siempre me entregué al máximo”, dijo el ariete austral.

González aseguró que no haber marcado un gol por primera vez en su carrera con un equipo lo decepcionó. “Me pone muy triste esta situación. Yo hubiese querido ayudar con más, con goles, con otras cosas. Ojalá el equipo logre el objetivo de ganar un título para aliviar la presión que hay”, destacó.

“Chamagol” argumentó que esa necesidad grupal y las ansias personales de anotar se conjugaron para su sequía. “Los correctivos para los problemas de gol del equipo llegarán. Ojalá Rino (Lucas) se destape y empiece a marcar. En lo personal hubo mucha presión para anotar, por mi búsqueda de los 200 goles y por aportar más”, dijo.

“A la afición del Caracas sólo puedo pedirle disculpas por no poder aportar más. Yo acepto sus críticas. Igual me llevo buenos recuerdos y el trato respetuoso de todos aquí”, remató González, quien aseguró que tratará de terminar en Chile su carrera futbolística.

“Chamagol”, como buen fanático de Roberto Gómez Bolaños que es, ahora podrá argumentar que como alguna vez dijo el Chavo, en Venezuela no le tuvieron paciencia.