• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Golpe croata

Ahora España tiene a Italia como próximo rival | Foto Cortesía ABC

Ahora España tiene a Italia como próximo rival | Foto Cortesía ABC

Un tanto de Pjianic sobre el final del partido catapultó a Croacia al lidertato del grupo D de la Eurocopa 2016, y de paso envió a España al lado duro del cuadro, lo que hará que tenga que jugar octavos de final contra Italia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

España recibió ayer un golpe severo. Su dominio, en un partido abierto e intenso, atípico dentro de una Eurocopa caracterizada por el aburrimiento masivo y la violencia desbordada, fue inútil.

La jugada que definió el juego de ayer en Burdeos contra Croacia, fue una prueba de lo que tuvo que padecer el conjunto de Vicente Del Bosque.

Aritz Aduriz llegó al borde del área croata después de una sucesión de nueve pases españoles, para sacar un remate forzado que se estrelló en una pierna de un zaguero balcánico. Acto seguido, se generó un contragolpe mortal, comandado por Nicola Klanicic, quien condujo la pelota cerca de cuarenta metros, asediado por una defensa ibérica mal parada que no pudo contener al ariete.

Klanic soltó un suave pase sobre su mano izquierda, donde cayó raudo Iván Perisic, quien entró al área y vio a David de Gea mal colocado sobre el primer palo. Hacia allá fue su remate, que se coló a toda velocidad en la portería española. Corría el minuto 86 del partido, y con esa diana, que marcaba el 2-1 en la pizarra, Croacia se apoderó de la primera casilla del grupo D de la Eurocopa 2016, enviando a España a un destino dramático, cruel.

Los balcánicos se alzaron con la llave al colocarse en el lado suave del cuadro de los octavos de final. Ahora esperan por la definición de los mejores terceros para saber cuál será su rival en la próxima ronda. Los españoles, en cambio, tendrán que bailar con la más fea. Su rival en la ronda de los 16 mejores será Italia, el próximo lunes en Saint Denis.

Pero este fue un destino que los de Del Bosque pudieron evadir. Iniciaron el partido de ayer dominando con su estilo de toques cortos y precisos, para acorralar a una temerosa Croacia al principio del duelo. El gol de Álvaro Morata, a los 7 minutos, después de una enorme combinación colectiva presagiaba que el viaje español sería indetenible a la cúspide de su zona.

Sin embargo, los balcánicos comenzaron a crecer. Con su estilo vertical empezaron a llegar sobre la valla de De Gea, en un intercambio incesante de golpes que culminó sobre el final del primer tiempo con el gol de Klanicic a los 45.

El segundo tiempo fue una reedición de la primera parte, con los dos equipos entregados a atacar, pero sin efectividad, hasta la aparición de Perisic. Ahora España tendrá que reeditar temprano la final de la Euro pasada. Y si trasciende, se puede cruzar con Alemania y hacia el final con Inglaterra. Un golpe nada fácil de asimilar. En el otro duelo de este grupo Turquía revivió sus esperanzas de clasificarse al batir 2-0 a República Checa, que quedó fuera del torneo.