• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Los Gigantes de San Francisco visitan de nuevo la Casa Blanca

Madison Bumgarner salió del bullpen y lanzó cinco innings de un relevo casi perfecto, Pablo Sandoval anotó un par de carreras y los Gigantes de San Francisco doblegaron el miércoles 3-2 a los Reales de Kansas City en un vibrante séptimo juego de la Serie Mundial. Este fue el tercer título del equipo en cuatro años / EFE

los Gigantes de San Francisco, visitan nuevamente la Casa Blanca / EFE

También estuvo el presidente del equipo, Larry Baer, quién regaló al mandatario una pelota firmada y una camiseta con la leyenda "Obama 44"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de EE UU, Barack Obama, recibió hoy en la Casa Blanca a Los Gigantes de San Francisco para rendirles homenaje por su victoria en la última Serie Mundial de Beisbol, la tercera en cinco años.

Aficionados y autoridades, como la líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja del Congreso de EE UU, Nancy Pelosi, congresista por el distrito que engloba el área de San Francisco, se dieron cita en la Sala Este de la Casa Blanca para ver y poder charlar con los campeones.

Obama destacó que la de hoy es la tercera visita de los Gigantes a la Casa Blanca en cinco años y se produce tras su victoria en octubre pasado frente a los Reales de Kansas City, que les llevó a coronarse campeones de la Serie Mundial.

Asimismo, Obama dedicó una mención especial a Madison Bumgarner, de quien dijo que, a sus 25 años, "ya es uno de los mejores lanzadores en la historia de la postemporada".

"Pero no se puede ganar una Serie Mundial, y realmente no se pueden ganar tres, con solo una persona. Los Gigantes tienen esos pilares que todos los grandes equipos tienen. Buster Posey. Matt Cain", añadió el Presidente.

Además, Obama elogió un programa del club conocido como "Gigantes Junior", que ha otorgado casi 500.000 dólares en becas a estudiantes.

La victoria de 2014 prolongó la racha triunfal en la Serie Mundial que los Gigantes comenzaron cuando se proclamaron campeones en 2010 al vencer a los Vigilantes de Texas, en el que fue su primer título desde 1954 y también el primero desde que el equipo se trasladó a San Francisco desde su anterior sede en Nueva York.