• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Gelmin Rivas quiere seguir la huella de Salomón Rondón

Rivas debutó con la Vinotinto en el amistoso en Mérida contra Canadá de 2010 | Leonardo Noguera

Rivas debutó con la Vinotinto en el amistoso en Mérida contra Canadá de 2010 | Leonardo Noguera

El ariete del Anzoátegui confesó que desea aprender algunos trucos del delantero del Rubin Kazan. Hoy partirán a Estados Unidos para jugar el miércoles

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En medio de la vida tranquila de Cumaná, con su gran avenida al borde de la playa y el calor característico de la zona costera venezolana, Gelmin “Kakán” Rivas se debatía entre jugar al fútbol o al beisbol, su segunda pasión.

El pulso lo ganó el balompié; una decisión determinante para él. El ariete del Deportivo Anzoátegui es segundo entre los goleadores del torneo Apertura, y su gran desempeño le valió estar convocado por segunda vez a la selección absoluta, con la que viajará hoy a Miami para disputar el partido del miércoles contra Nigeria.

“La verdad es que me esperaba ser llamado a la Vinotinto. El director técnico Daniel Frías habló conmigo, me comentó que existía esta posibilidad, que me tomara las cosas con calma, que tuviera la mente fría, y así fue. Gracias a Dios llegó, y lo he tomado muy bien. Estoy muy agradecido con César Farías por haberme tomado en cuenta, y con mi familia porque siempre me apoyaron en todo momento”, comentó el cumanés de 23 años de edad.

El buen torneo que viene desarrollando Rivas lo colocó en la órbita de la selección, incluso para el partido de eliminatorias suramericanas contra Ecuador. El llamado no llegó en ese momento, aunque esto no frustró a “Kakán”.

“Si hubiese tenido esta oportunidad antes, lo habría tomado igual que ahora. Afortunadamente ando en un buen momento, las cosas me están saliendo de la mejor manera, y creo que estoy viviendo un gran año”, dijo.

Un gran reto. Rivas tiene claro que ganarse un lugar en la selección como delantero no es una terea sencilla. Miku Fedor, Frank Feltscher, Josef Martínez y Salomón Rondón conforman el cuarteto de arietes habituales para César Farías, y colarse en ese grupo tiene un sabor especial para el delantero cumanés.

“Sé que llegar a la Vinotinto en mi puesto es muy difícil, porque hay jugadores en el extranjero que de verdad están aportando mucho a la selección, y sabemos que el cuerpo técnico tiene que buscarlos a ellos primero que a uno. Por eso me alegra mucho esto que está pasando, porque es producto de mi buen trabajo con el Anzoátegui”.

“Kakán” debutó con la selección nacional en Mérida, el 29 de mayo de 2010, con 21 años de edad. Apenas jugó dos minutos. Dos años y cuatro meses después llegó una nueva oportunidad de trabajar con el combinado nacional, a la que el delantero aseguró que asiste mucho más maduro.

“La verdad es que ahora tengo mucha más confianza que en aquel momento. Daniel Farías siempre me dijo que creyera en mí, y que a base de trabajo siempre iba a conseguir muchas cosas. Si sigo haciendo las cosas bien, sé que tendré un futuro grande. He tenido que sacrificarme más porque llegué tarde al fútbol, por ejemplo, nunca había hecho una pretemporada larga con ningún equipo hasta la de este año en Argentina. Esas cosas influyeron mucho en todo lo que vivo ahora”, consideró.

Es por esto que la meta de Rivas es mantenerse en este ritmo futbolístico para buscar la internacionalización. “Sí, eso me lo imagino. Uno tiene que tener mucha fortaleza en esto. Sé que si sigo en esta línea las cosas me van a salir bien, y ojalá se me pueda dar esa oportunidad. Quisiera jugar en Europa, en una liga importante, eso es un sueño. Teniendo cabeza fría uno puede llegar donde uno quiera”, destacó.

Un amigo famoso

A pesar de haber comenzado tarde en el fútbol, el ariete cumanés pudo compartir con Salomón Rondón cuando ambos eran candidatos a estar en la Vinotinto Sub 20 mundialista. Los dos tienen la misma edad y características físicas similares, por lo que las comparaciones con el goleador del Rubin Kazan siempre aparecen.

“Se comenta mucho eso, pero trabajo igual sin hacerle mucho caso a esas cosas. Salomón es muy amigo mío, cada vez que tenemos la oportunidad de hablar me da buenos consejos, me dice que siga para adelante, que no me pare”, destacó, al tiempo que espera poder compartir mucho más con el caraqueño en esta excursión a Estados Unidos.

“Si me toca ser compañero de cuarto de Salomón o algo de eso sería muy chévere, un privilegio estar con un jugador de la talla que él tiene ahora. A “Salo” lo conozco, somos amigos, y ya he compartido con él antes y sé que me va a estar apoyando mucho. Soy prácticamente nuevo en la selección, y si el entrenador César Farías decide eso, pues lo asumiré de la mejor manera. Trataré de aprender mucho de él”, informó.

Entre los detalles que “Kakán” quisiera trabajar con Rondón está la capacidad de rematar de cabeza. “Me gustaría aprender a tener ese juego por arriba, el cabeceo que tiene él. Él (Rondón) es un jugador que por arriba es muy bueno, que ha aprendido mucho eso, y quisiera tratar de mejorar eso, y ver si ahora que me toca estar con él, nos toca podernos quedar 10 o 20 minutos más después de un entrenamiento para que me enseñe algunas cosas para poder mejorar ese aspecto de mi juego”, agregó.

Con esa esperanza, Gelmin Rivas desea mostrar en la Vinotinto que también en el fútbol es válida esa máxima de que a pesar de que empezó tarde, no importa llegar primero, sino saber llegar.